Pirámides del antiguo México y su significado

Si quieres obtener un poco más de información sobre las maravillosas y emblemáticas Pirámides del Antiguo México, no dejes de visitar este interesante artículo, donde aprenderás  un poco más de esta impresionante y fantástica cultura. ¡No te lo pierdas!

PIRAMIDES DEL ANTIGUO MÉXICO

Pirámides del antiguo México, conoce más de estas maravillas

Las pirámides de México son edificaciones que nos devuelven a la era prehispánica, cuando ciertos grupos étnicos progresaron en conocimientos arquitectónicos de tal complicación y precisión que fueron autorizados para construir pirámides, santuarios y centros poblados que aún nos sorprenden hoy. ¡Aprende más sobre estos monumentos!

Las pirámides de México son muy características de ciertos grupos étnicos indígenas como los mayas y los mexicas. Algunos ejemplos impresionantes son los del Templo Mayor, Calakmul y, por supuesto, el de Teotihuacán.

Obtenga más información sobre la fundación de estos centros y vaya allí y planifique su próximo viaje para visitarlos y sumérjase en las maravillas de su historia.

Pirámides de México

El Templo Mayor: fue descubierto durante el siglo XX y, como era costumbre en la época colonial, los evangelizadores construyeron iglesias en los mismos templos prehispánicos, ocultándolos, e incluso usaron sus piedras para crear las suyas.

Otras veces, destruyeron gran parte de los templos nativos, ya que eran considerados herejes. Era una práctica simbólica en la que la religión católica prevalecía sobre las creencias locales.

Es por eso que el descubrimiento del Templo Mayor fue relativamente reciente. A medida que se estudiaba este recinto, se reveló que fue construido sobre el lugar designado por Huitzilopochtli para que los mexicas fundasen Aztlán.

Al principio, fue construido de barro y madera. Con el tiempo, comenzó a volverse más complejo a medida que los líderes de Tenochtitlán contribuyeron a su remodelación.

PIRAMIDES DEL ANTIGUO MEXICO

Cabe mencionar que Huitzilopochtli fue el primer dios a quien se rindió homenaje en el Gran Templo. Más tarde, para evitar alterar el equilibrio del universo, los mexicanos rindieron homenaje a otros dioses como Tláloc.

Por esta razón, la pirámide dedicada a Huitzilopochtli se convirtió en doble, porque las más altas deidades mexicanas –Tláloc y Huitzilopochtli – vivían allí.

Teotihuacán: En la Zona Arqueológica de Teotihuacán -ubicada en el Estado de México- encontramos dos de las pirámides más visitadas y conocidas en México; la pirámide del Sol y la de la Luna. Sin embargo, este sitio es de una extensión y complejidad impresionantes.

El origen de su configuración es de carácter desconocido, sin embargo,  una gran cantidad de arqueólogos y antropólogos han elaborado para tratar de desentrañar la historia de los creadores y habitantes de Teotihuacan.

Gracias a esto, se sabe que la ciudad fue fundada en el año 500 a. C. aproximadamente y fue dejada por sus habitantes en el siglo VIII, las causas se desconocen.

Teotihuacan permaneció como una ciudad fantasma hasta la llegada de los mexicas. Esta etnia quedó impresionada por la sublimidad de las construcciones y le otorgaron el nombre de Teotihuacan, que significa “La Ciudad de los Dioses”.

Sin embargo, estudios recientes de expertos del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) han expuesto la proposición de que la palabra correcta es Teohuacan, por lo que el verdadero significado sería “Ciudad del Sol”.

PIRAMIDES DEL ANTIGUO MÉXICO

La Zona Arqueológica de Teotihuacán se compone de grandes pirámides y demás conglomerados arquitectónicos distribuidos alrededor de una calle (la Calzada de los Muertos) que mide 4 kilómetros.

Chichén Itzá, templo Kukulkán:  es una pirámide que haya en el área arqueológica de Chichén Itzá que se ubica en la península de Yucatán. Después de Teotihuacán, Chichén Itzá es la zona más visitada de México.

Esta ciudad fue fundada entre 325 y 550 DC. C. por grupos mayas. Sin embargo, los toltecas invadieron esta región en el año 800, provocando la fusión de culturas y la adopción del culto a Quetzalcóatl pero con el nombre de Kukulkán. Es por eso que los grupos étnicos construyeron el templo o la pirámide de Kukulkán. Cabe mencionar que en 2007, Chichén Itzá fue designada como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo.

Palenque: En el noreste del estado de Chiapas, encontramos Palenque, una hermosa ciudad maya que se puede descubrir en medio de una jungla tropical, cascadas y ríos. La magia del ambiente está acompañada por el sonido de monos aulladores y serenos.

Palenque fue fundada en el año 100 a. C. Estuvo habitada durante casi 1000 años, pero de repente entre 600 y 800 D. C. ha sido abandonado. Las causas de esta migración son desconocidas.

Solo quedó la ciudad, que consta de vestigios como: la tumba de la Reina Roja, el Palacio y, por supuesto, la pirámide o el Templo de las Inscripciones, dentro del cual se protegen los restos del Rey Pakal.

 PIRAMIDES DEL ANTIGUO MÉXICO

Calakmul: El significado de la palabra Calakmul puede interpretarse como «dos pirámides vecinas» o «La ciudad de los montículos adyacentes». Calakmul es otra maravilla que nos ofrece la cultura maya. Se encuentra en Campeche y se ha demostrado que los primeros pobladores ocuparon el lugar hace 200 años. vs.

Según el INAFED (Instituto Nacional de Federalismo y Desarrollo Municipal), durante los años 322 a. C. y 925 d. C., la ciudad debía tener hasta 50,000 habitantes.

Calakmul, como el Templo Mayor, fue descubierto en el siglo XX. De hecho, durante la colonia, los recién llegados no encontraron metales preciosos en la región, además del hecho de que el acceso al lugar se complicaba por el espesor de la selva. Por lo tanto, Calakmul fue olvidado por más de 600 años, hasta que fue redescubierto en la década de 1930.

Otras Pirámides

Pirámide del adivino: Construcción Maya en el antiguo sitio arqueológico de Uxmal, en el estado de Yucatán. La pirámide también conocida como «hechicero» o «enano» fue construida en piedra y en armonía con los otros edificios encontrados en el sitio.

Se cree que fue obra de un mago enano que lo elevó a 35 metros de altura con una base de 54 metros, en un solo día. Este personaje nació de un huevo encontrado por una bruja en Uxmal, quien después de años se convertiría en el rey de la tribu. La pirámide es de planta ovalada y tiene 5 niveles de superficie plana, donde hay un templo en cada una.

PIRAMIDES DEL ANTIGUO MÉXICO

Templo Kukulkán: Otra obra maya también del estado de Yucatán, pero en los restos de la ciudad prehispánica de Chichén Itzá.

Sus características arquitectónicas son similares a las de los castillos reales en Europa en la Edad Media, por lo que se cree que esta es la razón por la que los españoles lo llamaron «El Castillo» cuando lo encontraron en Siglo quince.

El edificio prehispánico del siglo XII tiene 24 metros de altura desde su base de 55 metros. Alcanza los 30 metros si contamos el tamaño al final.

Además de los tesoros, como una escultura de jaguar con 74 jades rojos con incrustaciones, agrega salas donde se cree que las ceremonias y los rituales se realizaban con sacrificios.

Templo de las Inscripciones: Pirámide de más altura y de mayor importancia histórica en la zona arqueológica de Palenque, en el estado de Chiapas.

La construcción de las “Casa de las Nueve Lanzas Afiladas”, como también se le conoce, se le asigna al reino de la cultura maya para la altanería del entonces jefe de aldea, Pakal “el Grande” y para proteger su cuerpo al morir.

Su altura desde la base es de 22.8 metros con 5 relieves. Está construida en piedra pintada de colores rojo, amarillo y azul. Arriba, en lo más alto, se halló la tumba del cadáver de Pakal.

Pirámide B de Tula: En el área arqueológica de Tula, en la ciudad de Hidalgo, encontrarás una de las pirámides más singulares de México debido a los enormes atlantes que mantienen su cima.

La pirámide B de Tula está formada por 5 formaciones piramidales que conducen juntas a una gran plataforma, donde hay pilares en forma de guerreros toltecas conocidos por los atlantes.

En la parte superior se registran veneraciones por el dios Quetzalcóatl, por lo que se cree que había un templo en la parte superior y la pirámide se usaba para adorar a uno de los más grandes dioses prehispánicos.

Pirámide Nohoch Mul: El más alto de todo Yucatán con 42 metros de altura, 7 niveles y 120 escalones. Ubicado en el área arqueológica de Cobá, considerada la más antigua de la civilización maya, su templo más alto es considerado un centro ceremonial de gran valor.

Pirámide Tenam Puente: A pesar de su construcción de 4 niveles y una altura de poco más de 30 metros entre los años 300 y 600 dC, sigue siendo una de las pirámides mejor conservadas del país.

Lo encontrará en el sitio arqueológico del Balun Canan Valley en Chiapas. Su nombre proviene del término náhuatl, que significa muro o fortaleza, porque así es como se ve la construcción. Su parte superior fue utilizada para sacrificios y otros ritos ceremoniales.

Pirámide de la Cañada de la Virgen: Al igual que otras estructuras dentro de la zona arqueológica de la Cañada de la Virgen, la pirámide está construida a lo largo del río Laja, una posición privilegiada para el aprovechamiento de la ingeniería hidráulica.

Según el Instituto Nacional de Antropología e Historia la estructura fue empleado como un reloj lunar para establecer los períodos de caza y cosecha.

Ubicada en la ciudad de San Miguel de Allende, una de las principales civilizaciones de los Toltecas y Chichimecas, en México,  tiene 15 metros  desde la base hasta la cima, con 5 niveles desde el ascenso. Su cúspide es de superficie plana con una plataforma que se cree fue un templo u otro tipo de edificación.

Pirámide de Monte Albán: Construcción zapoteca en la ciudad de Oaxaca, Monte Albán, uno de los sitios arqueológicos más importantes de México.

Es uno de los más pequeños con solo 15 metros de altura y 6 niveles desde la base hasta la parte superior. Su ubicación en relación con el resto de los edificios es estratégica y accesible desde varias rutas, por lo que se cree que fue el principal centro de ceremonias o rituales.

Pirámide de peralta: Aunque muchos atribuyen su construcción al Bajío, una tribu poco conocida, se considera uno de los pocos asentamientos típicos de la civilización chichimeca.

Su construcción alrededor del río Lerma fue decisiva para la prosperidad de sus habitantes entre los años 200 y 700. La pirámide de Peralta cerca de la comunidad de Peralta, en el estado de Guanajuato, tiene 20 metros de altura con 5 niveles y una plataforma escalonada, con la cual se puede llegar a la cumbre.

A diferencia de otras pirámides mexicanas, su cúspide tiene el mismo tamaño de superficie que su base, por lo que no se excluye que su parte superior se usará para grandes ceremonias.

Pirámide de Calakmul: Agregue 4 sarcófagos dentro, todos los ex miembros de la realeza maya y una variedad de jeroglíficos tallados en piedra. Sin duda, su máxima atracción después de su grandeza física.

La pirámide de Calakmul se encuentra en el fondo de la selva de Yucatán, el área arqueológica de este sitio maya. Predomina entre toda la vegetación.

Se cree que en esta ciudad prehispánica vivieron reyes o personas de alta jerarquía, una característica que, entre otras características, la declaró en 2002 como patrimonio cultural de la humanidad.

Pirámide de los nichos: En el estado de Veracruz, considerado como el emblema del área arqueológica de Tajín, es una de las mayores expresiones culturales de los totonacas.

En cada uno de sus 7 niveles de superficie, hay 365 criptas o nichos solo en la fachada, sin los accesos ocultos debajo de las escaleras.

Su altura se eleva a 20 metros con una cúspide abierta que hace creer que un templo fue construido allí o utilizado como lugar de ceremonias.

Aunque el color de su fachada es sobrio y gris debido a la erosión, se ha pintado de rojo oscuro con cada uno de sus nichos en negro.

Si deseas saber más sobre esta cultura, te invitamos a ver los interesantes artículos siguientes:

(Visited 216 times, 1 visits today)

Deja un comentario