Mitología: La Creación del Hombre Según Los Mayas

Al disfrutar el presente artículo tendrás un poco de información sobre el nacimiento de esta mitología  entenderás de forma fácil todo sobre La Creación del Hombre Según Los Mayas, sobre su dios principal y mucho más. ¡No te lo pierdas!

LA CREACION DEL HOMBRE SEGUN LOS MAYAS

La Creación del Hombre Según Los Mayas

Como se menciona en Popol Vuh, el libro que recoge la mitología de los indios quiché (origen maya), el mundo estaba originalmente cubierto por agua y fueron los creadores Tepeu y Gucumatz quienes dieron origen a la tierra, a las plantas y los animales.

Pero no estaban satisfechos con su trabajo porque los animales no podían alabarlos por falta de lenguaje, por lo que decidieron que crearían una criatura que les confesara y así comenzaron la tarea sobre La Creación del Hombre Según Los Mayas.

Los dioses creadores hicieron la primera pareja humana de arcilla, pero eran débiles y apenas podían ponerse de pie, además se derritieron bajo la lluvia y no podían hablar.

El segundo par estaba hecho de madera, un árbol para él y un bastón para ella, y todo salió bien al principio. Los hombres se reprodujeron y se extendieron por todo el mundo, hablaron y hablaron entre sí, pero nunca alzaron la voz a los dioses que los crearon.

Estos leñadores no recordaban su pasado y deambularon por el mundo sin conocer su origen divino y así los hombres, los dioses vivieron durante un tiempo, hasta que una lluvia oscura y densa cayó sobre la tierra e inundó todo. Los otros hombres desaparecieron y dejaron a los monos como la única descendencia.

Tepeu y Gucumatz lo intentaron por tercera vez, esta vez con madera y la adición de maíz amarillo y maíz rojo. Con la madera endurecieron sus partes, con el maíz blanco dieron forma a la carne y el maíz rojo era su sangre.

LA CREACION DEL HOMBRE SEGÚN LOS MAYAS

Los primeros cuatro hombres (llamados Balam-Quitzé, Balam Agab; Mahu-cutah; e Iqi-Balam) fueron interrogados por los dioses curiosos y demostraron tener inteligencia, memoria y los propios dioses les enseñaron sobre sus orígenes, habilidades y obligaciones futuras.

La perfección de su trabajo terminó asustando a Tepeu y Gucumatz, que temían que su creación se levantara contra ellos y tomará su lugar. Para evitar esto, los hombres rociaron una niebla que eliminó parte de su visión y parte de su sabiduría, por lo que resolvieron el problema y comenzaron la tarea de crear mujeres con el mismo material.

Por lo tanto, hombres y mujeres poblaron el mundo pero sin la oportunidad de alcanzar el conocimiento absoluto, sin medios para reemplazar a sus creadores.

Kukulkán, el dios creador de los mayas

Para esta cultura, este dios es considerado Kukulkán (k’u kukulkan), cuyo nombre significa la serpiente de plumas, el mayor productor del universo junto con Tepew y uno de los dioses más importantes en su mitología.

Kukulkán es considerado por muchos como el antepasado del quetzalcóatl azteca y se representa de manera muy similar, con el cuerpo de una serpiente, plumas de quetzal y dientes de jaguar.

Ya sea su origen olmeca o tolteca, la verdad es que es mucho antes de la civilización maya de Yucatán, ya en los años 600, cuando tenía su propio sitio ceremonial en la ciudad de Chichén Itzá. La serpiente emplumada, ya sea en la mitología de los mayas, aztecas, toltecas u olmecas, es un símbolo muy extendido en toda Mesoamérica.

Kukulcán, también conocido por el apodo de «el dios de la voz poderosa», es también el dios de la resurrección y el maestro de los cuatro elementos. Nació en el mar y se asoció con el planeta Venus y también está representado por cuatro objetos que representan los elementos.

La tierra está representada por mazorcas de maíz, el pez representa el agua, el buitre indica el aire y el lagarto simboliza el fuego. Camina sobre el agua y controla la cosecha, por lo que generalmente lleva varias herramientas para el cultivo.

La tradición dice que Kukulkán llegó del oeste a fines del siglo XII, casi al mismo tiempo que los itzas se establecieron en Chichén Itzá y se convirtieron en su líder antes de ayudarlos a encontrar su civilización.

Antes de llegar a Chichén Itzá, hizo construir un templo junto al mar en Champotón, desde donde continuó su viaje a las tierras altas de México. Según el mito, Kukulkán fundó y trajo la paz a la ciudad de Chichén Itzá.

Luego construyó Mayapán, desde donde continuó su camino de regreso al océano donde nació, para poder guiar a su pueblo y responder a sus oraciones y oraciones.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:

(Visited 716 times, 1 visits today)

Deja un comentario