Descubre la historia de terror de el niño del bote

Por medio de este interesante post podrás conocer todo sobre una aterradora historia en base a la leyenda de El Niño del Bote, una famosa y escalofriante narración, que te pondrá los cabellos de punta. ¡No dejes de leerlo, seguro le sorprenderá!

EL NIÑO DEL BOTE

Leyenda del Niño del Bote

La leyenda del niño en el bote es una historia que se dice que tuvo lugar en algún lugar del centro de México. Esta historia aterradora nos muestra claramente eso a veces; Como adultos, cometemos errores que, con el tiempo, tienen consecuencias nefastas.

Esta historia de miedo puede ayudar a los padres a prestar más atención al comportamiento de sus hijos. Encontraremos allí una enseñanza preciosa que nos ayudará a evitar los eventos fatales, hechos que les contaremos a continuación.

El Niño del Bote

Hace unos días, llegaron tres nuevos inquilinos para establecerse en una casa antigua; Esta construcción, con el tiempo sabría que mantuvo ciertos misterios. La familia tuvo grandes sueños; no tenían la sensación de que pronto terminarían.

La pareja y su pequeño no pudieron ocultar la emoción; porque creían que en este lugar, serían inmensamente felices. A veces el destino nos lleva por caminos peligrosos y esta familia; desafortunadamente, ya estaba marcado por la desgracia.

En esta vieja casa, comenzaron a suceder cosas muy extrañas, eventos que pasaron desapercibidos para la pareja. Sin embargo, no es lo mismo para el niño; porque el pequeño comenzaba a notar ruidos extraños en el techo.

Por la noche, el niño oyó un sonido muy extraño; como si un bote estuviera rodando o golpeando el techo de su habitación. Cuando esto sucedió, sintió que se moría de miedo y se preguntó quién estaba haciendo esto; Luego se cubrió la cara con las mantas.

EL NIÑO DEL BOTE

Pasaron los días y cuando estaba oscuro, sucedía lo mismo otra vez, la caja siempre se escuchaba todas las noches. Era como si alguien hubiera pateado en este bote, hasta que ya no pudo tomarlo y corrió a la habitación de sus padres para contarles sobre este horrible evento.

Sin embargo, sus súplicas fueron en vano; Tenía miedo y quería acostarse con sus padres para protegerlo. Sin embargo, le dijeron que era una pesadilla y que era mejor regresar a su habitación, una decisión que lamentarían más tarde.

Los hechos se repitieron y el pequeño continuó siendo asustado por el terror; hasta que una noche deja escapar un grito penetrante. Cuando sus padres escucharon este grito, corrieron como locos para ver qué estaba pasando; pero no encontraron a su hijo, había desaparecido.

Temiendo lo peor, comenzaron a buscarlo por toda la casa; No era posible que su bebé desapareciera así. De repente, un ruido extraño en el techo los alertó; Luego notaron que un bote estaba colgando colgando del techo.

Al acercarse a este lugar, descubrieron lo que nunca habían imaginado. En el suelo estaba el niño con una horrible expresión de horror; Ya no sufriría, estaba muerto. Padres, tarde en comprender su error, nada sería igual para ellos.

Con gran dolor y gran culpa por su conciencia, enterraron a su hijo. Sabían que debían ser fuertes y superarlo; Pero esa noche, llegó un extraño visitante. Papás, quiero dormir contigo, tengo miedo de los sonidos de un bote.

La sombra de un niño se posó en la cama de la infeliz pareja; Se despertaron aterrorizados al ver a su hijo, la criatura tenía miedo y quería acostarse con ellos. Ya no pudieron soportarlo y perdieron el conocimiento; Tan pronto como reaccionaron, dejaron esta casa.

Se dice que esta casa fue abandonada; pero aún así, el niño en el bote vive dentro de sus paredes. Algunos dicen que lo vieron en el techo, otros dicen que se escuchan sus gritos. La verdad es que este pequeño todavía está en este mundo.

La Mujer sin Corazón

En un pequeño pueblo de España, se dice que había una pareja que se amaba intensamente; Sin duda, un matrimonio muy feliz. Su relación era casi perfecta, porque siempre soñaron con ser padres; El deseo que con el tiempo se ha hecho realidad.

En sus vidas, llegó una hermosa niña que los llenó de alegría. Era lindo, pero muy extraño; Bueno, esta niña mostró un afecto inusual por su padre. Ella siempre decía que cuando creciera, se casaría con él; Este sentimiento poco saludable es la causa de eventos terroríficos.

Se cree que esta pequeña niña fue tentada por el demonio; porque odiaba a su propia madre. Era una niña sin corazón y sentimental, solo tenía ojos para su padre. El odio que sentía por la madre la llevó a desearle lo peor, algo que finalmente llegó.

Un día, la niña vio cumplidos sus deseos diabólicos, porque su madre tenía una vida mejor. Se creía que la niña malvada le había pedido al Señor Oscuro que se lo llevara. La verdad es que a partir de ese día, ella estaba extremadamente feliz.

Pasaron los días y el hombre no pudo olvidar a su amada; el dolor del alma lo consumió por dentro. Por otro lado, la niña aprovechó al máximo la vida, se divirtió con sus amigos y caminó con ellos, como si nada hubiera pasado.

Una tarde, cuando salía de la casa, su padre le ordenó. Le pidió que comprara un corazón de cerdo en la carnicería para preparar la cena, que es el plato con el que su esposa estuvo de acuerdo. Lo extrañaba tanto que quería recordarla de esa manera.

Pero la malignidad de la niña no tenía fin y a su mente llegó una idea macabra. «Si mi papá quiere recordar a su mujer lo voy complacer» se dijo, y se encaminó hacia el cementerio en donde unos días antes, habían enterrado a la madre.

En la tiniebla, se escondió por entre las tumbas y llegó hasta la de su “querida mamá”. Cuentan que después de unas horas, el padre saboreaba una rica cena; no podía imaginarse que aquel corazón era de quien había amado tanto.

Durante esa noche mientras la niña intentaba tomar sueño, creyó oír la voz de su madre. Era un pequeño susurro que le reclamaba algo. La niña intentó serenarse, pero de nuevo volvió a percibir cierto rumor que la dejó helada, no podía creer lo que escuchaba.

— ¡Hija, vengo por mi corazón que me robaste; devuélvemelo! —Dijo una voz llena de angustia.

Esa pequeña al escuchar aquel gemido se llenó de pánico, pero su pánico aumentó cuando miró que su madre subía por las escaleras exigiendo que le devolviera el corazón. Cuentan que la pequeña ya no soportó más y murió de miedo.

Desde ese entonces, se cree que la mujer sin corazón anda penando, hay historias que dicen que asusta a las niñas y no tiene compasión de ellas. También se le ha visto llorando, quizá es porque aún sufre con amargura la pérdida de sus seres queridos.

Si te pareció interesante este artículo, te invitamos a disfrutar de estos otros:

(Visited 198 times, 1 visits today)

Deja un comentario