Historia de Proteo, hijo de Poseidón y Tetis

Descubre con nosotros en este interesante artículo todo sobre el tema de la mitología en base a nuestro protagonista  Proteo, un dios del mar, una de las varias deidades llamadas por Homero. ¡No dejes de leerlo! entérate de su leyenda y de ella saca una importante lección.

PROTEO

Proteo

En la leyenda de la antigua Grecia, Proteos o Proteus (griego antiguo Πρωτεύς Prôteús) es un dios del mar, una de las muchas deidades llamadas por Homero en el viejo hombre del mar de la Odisea (ἅλιος γέρων: halios geron),  de las cuales el nombre sugiere el “primero”, el “primordial” o el “primogénito”.

Se convirtió en el hijo de Poseidón en la teogonía olímpica, segundo de Nereo y Doris, o de Ocean and a Naiad, y fue nombrado pastor de los rebaños de focas de Poseidón.

Podía predecir el futuro, aunque, en un mitema familiar para diferentes culturas, cambió de forma para evitar tener que hacerlo, respondiendo solo a quién fue capaz de capturarlo.

Aquí es de donde provienen el nombre “proteo” y el adjetivo “proteico”, que designan a aquellos que frecuentemente cambian de opinión y afecto.

Proteo como divinidad marina

Proteus aparece en las primeras leyendas como un tema de Poseidón, y se describe como capaz de ver a través de todas las profundidades del mar y como el pastor de las manadas de focas de Poseidón.

PROTEO

Según Homero, la isla arenosa de Faro, ubicada un día desde el delta del Nilo, era el hogar de Proteus, por eso también se la llamó egipcia.

Sin embargo, Virgilio menciona más bien la isla de los Cárpatos, entre Faro Creta y Rhodes, mientras que, según el mismo poeta, Proteus nació en Tesalia. Su vida se describe de la siguiente manera:

Al mediodía salió del agua y se durmió a la sombra de las rocas costeras, rodeado de monstruos de las profundidades.

Quien quisiera obligarlo a predecir el futuro tuvo que alcanzarlo en ese momento, porque una vez hecho esto, tenía el poder de adoptar cualquier forma posible para evitar la obligación de profetizar.

Pero cuando vio que sus esfuerzos no habían servido de nada, volvió a su aspecto habitual y dijo la verdad.  Después de completar su profecía, regresó al mar. Proteus a veces se representa viajando por mar en un carro tirado por un caballito de mar.

En la Odisea, Menelao le dice a Telémaco que había sido aplacado allí en su viaje de regreso de la Guerra de Troya. Aprendió de la hija de Idotea de Proteus (“ la misma imagen de la diosa ”) que si podía capturar a su padre, podría obligarlo a revelar cuál de los dioses había ofendido y cómo podía aplacar y volver a casa.

PROTEO

Proteo salió del mar para dormir entre su colonia de focas, pero Menelao logró atraparlo, a pesar de que se convirtió en un león, serpiente, leopardo, cerdo e incluso agua y un árbol.

Protée respondió honestamente, informando nuevamente a Ménélas que su hermano Agamenón había sido asesinado en su viaje de regreso, que Ajax el Pequeño había naufragado y había muerto, y que Ulises había quedado varado en la isla de Calypso, Ogigia.

Según el cuarto georgiano de Virgilio, en un momento, todas las abejas de Aristeo, hijo de Apolo, enfermaron y murieron. Aristeo fue a ver a su madre, Cirene, en busca de ayuda.

Ella le dijo que Proteus podía decirle cómo evitar otro desastre como este, pero que solo lo haría si fuera forzado. Aristeo tuvo que agarrarlo y sostenerlo sin importar en qué se convirtiera.

Lo hizo, y Proteus finalmente se rindió y le dijo que sacrificara doce animales a los dioses, dejará los cuerpos en el lugar del sacrificio y regresara tres días después. Cuando Aristeo regresó, encontró un enjambre de abejas en uno de los cadáveres en descomposición, que llevó a su colmena, las abejas nunca volvieron a enfermarse.

En la Odisea, a Proteus se le atribuye una niña: Idotea,  pero Strabo menciona un segundo: la ninfa Cabiro (Καβειρώ) . Por su parte, Zenodotus menciona a Eurynome en lugar de Idotea.

Proteo como rey de Egipto

Otro conjunto de tradiciones describe a Proteus como el hijo de Poseidón y como un rey de Egipto que tuvo dos hijos: Telegon y Polygon o Tmolo. Sin embargo, Diodoro observa que solo los griegos lo llamaron Proteus y que los egipcios llamado Cetes.

Su esposa se llamaba Psámate o Torone, además de los anteriores, Teoclímeno y Teónoe (este último también llamado Ido) también se mencionan como sus hijos.

Se dice que recibió a Dionysos con hospitalidad. durante su vagabundo y que Hermès tomó a Helena después de su secuestro o, según otros, que el propio Proteus la llevó de París, le dio un fantasma y devolvió la auténtica Helena a Ménélas después de su regreso de Troya.

La historia también cuenta que Proteus era originalmente un egipcio que fue a Tracia, donde se casó con Torone. Pero desde que sus hijos usaron la violencia contra extraños con ella, Proteus ha rezado a su padre Poseidón y le ha pedido que lo traiga de regreso a Egipto.

PROTEO

Poseidón abrió así un abismo en el país de Palena y lo trajo de vuelta a Egipto por un pasaje bajo el mar,  Apolodoro menciona a otro personaje llamado Proteo como uno de los cincuenta hijos del rey Egipto.

Proteo en la literatura y en la psicología

El alquimista místico alemán Heinrich Khunrath (1560-1605) escribió sobre el dios del mar que cambia de forma y que, debido a su relación con el mar, es al mismo tiempo un símbolo del inconsciente y de la perfección arte.

Refiriéndose a la scintilla, chispa de “la luz de la naturaleza” y símbolo del anima mundi, Khunrath dijo en su vena gnóstica sobre el elemento proteico mercurio:

..nuestro católico mercurio, por virtud de su ardiente chispa universal de luz de la naturaleza, es más allá de toda duda Proteo, el dios del mar de las antiguas sagas paganas, que tiene la llave del mar y […] poder sobre todas las cosas

El poeta John Milton también sabía de la relación de Proteus con el arte hermético de la alquimia. En su Paraíso perdido, escribió sobre los alquimistas que buscaban la piedra filosofal:

… tanto tiempo inútilmente, aunque con su arte poderoso hayan sujetado al volátil Hermes y extraído del mar bajo sus diferentes formas al antiguo Proteo, hasta reducirlo por medio del alambique a la primitiva.

PROTEO

En su discurso El jardín de Ciro (El jardín de Ciro), el contemporáneo de Milton, Sir Thomas Browne, persiguiendo la figura del quincunce, preguntó:

¿Por qué Proteo, en Homero el Símbolo de la materia primordial, antes de sentarse en medio de sus monstruos marinos, los colocaba de cinco en cinco?

En 1807 William Wordsworth terminó su soneto sobre el tema de la modernidad, que comienza Estamos demasiado inmersos en el mundo, con una sensación de nostalgia por la riqueza perdida de un mundo sagrado con deidades:

 

… preferiría ser … Un pagano criado en una doctrina superada;
Para poder, de pie en este agradable pastizal, Tener atisbos que me harían menos desolado; Ver a Proteo emergiendo del mar. U oír al viejo Tritón soplar su caracola.

En los tiempos modernos, el psicólogo suizo Carl Jung definió la figura mítica de Proteus como una personificación del inconsciente que, gracias a su don de profecía y cambio de forma, tiene mucho en común con la figura central, aunque es esquiva alquimia : el dios Mercurio.

En la literatura hispanoamericana, Proteo es el que da título a la obra principal del escritor uruguayo José Enrique Rodó, Motivos de Proteo (1909), una obra maestra de ensayos en español que gira en torno al idea de la mutabilidad esencial del ser, de la transformación permanente que el tiempo trae con sus aguas siempre agitadas:

PROTEO
En la mitología griega, Proteo era la deidad de las muchas metamorfosis, lo proteico, la vida que resurge y se amplía mediante la expresión de nuevas formas.
…El dientecillo oculto que roe en lo hondo de tu alma; la gota de agua que cae a compás en sus antros oscuros; el gusano de seda que teje allí hebras sutilísimas, no se dan tregua ni reposo; y sus operaciones acordes, a cada instante te matan, te rehacen, te destruyen, te crean. José Enrique Rodó: Motivos de Proteo.
El poeta argentino Jorge Luis Borges también dedica un soneto a Proteo:
Antes que los remeros de Odiseo
fatigarán el mar rojo como el vino
las inasibles formas adivino
de aquel dios cuyo nombre fue Proteo.Pastor de los rebaños de los mares
y poseedor del don de profecía,
prefería ocultar lo que sabía
y entretejer oráculos dispares.
Urgido por las gentes asumió
la forma de un león o de una hoguera
o de árbol que da sombra a la riberao de agua que en el agua se perdía.
De Proteo el egipcio no te asombres,tú, que eres uno y eres muchos hombres.

El ensayista y crítico español Guillermo de Torre, tituló uno de sus ensayos literarios más notables como La proteína metamorfosis (1956, reeditado en 1967).

La enciclopedia científica Proteo es una enciclopedia juvenil de ciencia y tecnología de 18 volúmenes publicada en 1981 en México, traducida del francés; cuenta en un cómic de ciencia ficción las aventuras de un androide, Proteus force, que puede cambiar su apariencia; y a su vez describe los términos científicos y técnicos utilizados en el mismo.

Dioses del mar de la mitología griega

Los antiguos griegos tenían una gran cantidad de dioses del mar, el filósofo Platón dijo una vez que los griegos eran como ranas sentadas alrededor de un estanque: sus muchas ciudades abrazaban fuertemente la costa mediterránea, desde el continente helénico hasta Asia Menor, Cirene, Sicilia y el sur de Italia.

Por lo tanto, el desarrollo de una rica variedad de deidades acuáticas fue natural. Los dioses marinos griegos van desde poderes primitivos y olímpicos hasta héroes mortales, ninfas ctónicas, personajes infieles y monstruos.

Es útil estudiar a estos dioses por varias razones. Primero, debido a que el mar ha sido una gran amenaza a lo largo de la historia griega, gran parte del pensamiento moral, cosmológico y mitopoético envuelve a sus deidades. Segundo, la gran variedad y rareza de los dioses marinos griegos parecen tener pistas sobre la prehistoria de la religión griega.

Tipos de dioses del mar

Poderes primarios: Algunos de los primeros pensadores griegos transformaron las deidades del mar en poderes primarios. Los titanes Ocean y Thetis fueron los padres de los dioses de la Ilíada, mientras que el poeta espartano Alcman convirtió a la ninfa Thetis en una figura demiúrgica.

La canción de Orfeo en el libro I de las Argonáuticas alaba a la ninfa marina Eurínome como la primera reina de los dioses, porque ella era la esposa del gigante nacido del mar Ofión.

La cosmogonía presocrática de Tales, que consideraba el agua como primer elemento, puede considerarse como el fruto natural de este pensamiento poético.

La primacía de los dioses acuáticos puede recordar o tomar prestada de la antigua mitología del Cercano Oriente, en la que Tiamat (agua salada) y Apsu (agua dulce) fueron los primeros dioses del Enuma Elish, y donde el Espíritu de Dios se habría “deslizado en las aguas “en Génesis.

Poseidón y los héroes

Poseidón, como dios del mar, era un ser de gran importancia en el  Olimpo. Fue el principal protector de Corinto, muchas ciudades de Magna Grecia y también de la legendaria Atlántida de Platón.

Los estudiosos de la religión antigua a menudo coinciden en que Poseidón era un dios del caballo en lugar de un dios del mar. Como tal, estaba estrechamente relacionado con la función prehistórica del rey, cuyo emblema principal del poder y el animal sacrificial fundamental era el caballo.

De esta manera, en las tablillas micénicas lineales B que se encuentran en Pylos, el nombre PO-SE-DA-WO-NE (Poseidón) aparece frecuentemente relacionado con el de wanax (“ rey ”), cuyo poder y riqueza Eran de cualquier tipo.

Más marítimo que ecuestre, sorprendentemente, el nombre Poseidón aparece con más frecuencia que el de Zeus (DI-U-JA) y a menudo, a menudo en un papel menor, está vinculado a Demeter (DA-MA-TE).

Cuando la carga de wanax durante la ausencia de la edad oscura, se olvidó el vínculo entre Poseidón y la realeza, pero no del todo. En la Atenas clásica, Poseidón era conocido como un adversario tanto como las socias de Erecteo, el primer rey de Atenas. El culto heroico fue devuelto a Erecteo en su tumba bajo el título de Poseidón Erecteo.

En otro posible eco de esta asociación arcaica, el ritual principal de la Atlántida, según Platón en Critias, fue el sacrificio nocturno de un caballo ofrecido a Poseidón por los reyes de la nación isleña imaginaria.

Manteniendo la ecuación mitopoética entre cabalgadores y marineros, los héroes ecuestres Castor y Pollux fueron invocados por los marineros contra los naufragios. Los antiguos griegos interpretaron el fenómeno llamado fuego de San Telmo hoy como la presencia visible de los semidioses.

Arte y literatura

En la odisea extremadamente marítima de Homero, Poseidón, en lugar de Zeus, es el detonante principal de los eventos.

Aunque la ninfa marina Tethys solo aparece al comienzo y al final de la Ilíada, estando ausente en la mayor parte del resto de la obra, es un personaje sorprendentemente poderoso y casi omnisciente cuando aparece.

Es capaz de doblegar fácilmente la voluntad de Zeus y tener todas las forjas de Hefesto para sus propósitos. Su profecía sobre el destino de Aquiles indica un grado de precognición que no estaba disponible para la mayoría de los otros dioses en la epopeya.

En el arte helenístico, el motivo de los tiasos marinos o “ ensamblaje de los dioses del mar ” se convirtió en el favorito de los escultores, permitiéndoles mostrar sus habilidades representando el movimiento fluido y la elegancia aquilina de una manera que temas terrenales no permitieron.

A continuación le dejamos algunos enlaces de su interés:
(Visited 1.259 times, 1 visits today)

Deja un comentario