La diosa griega Atenea, la diosa de la Sabiduría

Diosa de la sabiduría, de la civilización, del combate estratégico, de la artesanía, protectora de Atenas y de varias ciudades griegas. Venerada en todo el Mediterráneo, desde la península Ibérica, pasando por el norte de áfrica hasta el Asia menor. Atenea, que es uno de los doce dioses olímpicos, es una de las divinidades más reverenciadas.

ATENEA

Diosa Atenea

Atenea, también conocida como Palas Atenea, diosa de la sabiduría, de la guerra y la artesanía. Sincretizada en la mitología romana con Minerva. Protector de algunas ciudades de Grecia, en especial de Atenas de la que recibe su nombre. Normalmente se representa con casco y lanza, siendo sus símbolos el búho, la serpiente, el olivo y el amuleto Gorgoneion.

En su inicio fue considerada una diosa tutelar del palacio Egeo asociada íntimamente con la ciudad. Su epíteto de Polias se deriva de polis que significa ciudad-estado, ubicando sus templos en áreas elevadas del terreno. Muchos monumentos están dedicados a la diosa a través de toda Grecia siendo el más famoso el Partenón ubicado en la Acrópolis de Atenas. Como protectora de los artesanos y el tejido era llamada Atenea Ergane. Siendo una diosa guerrera entre sus roles conducía a los guerreros en la batallas como Atenea Promacos.

En el panteón griego Atenea fue una de sus deidades más importantes. Diosa virgen de la sabiduría, considerada guía en la guerra, protectora de las artes y del tejido, creadora de la flauta y de la trompeta, impartió enseñanzas a los mortales en el arte de la navegación y en el uso del telar. Junto a Hefestos creó a Pandora, la primera mujer. Protegió y sirvió de guía a los más prominentes héroes griegos y contribuyó con los aqueos durante la guerra de Troya.

En su aspecto físico se describe a atenea como una mujer atractiva y alta. En las esculturas se presenta con hombros anchos, brazos fuertes y caderas estrechas lo que le da un porte masculino. Algunos describen sus ojos como ojos de lechuza, otros como ojos grises. Generalmente tiene una expresión meditabunda y seria, su rostro es ovalado, su cabellera es abundante y peinada hacia atrás por encima de las sienes

Zeus demostraba su favoritismo por Atenea al compartir solo con ella sus armas. En la guerra prefería la estrategia y la disciplina antes que la violencia y la matanza. En tiempos de paz se vestía solo con su peplo aunque casi siempre usaba su casco, se armaba solo cuando las circunstancias así lo requerían. Anteponía la negociación antes que la guerra. Era paciente con los mortales, tratando de razonar con ellos y persuadirlos así fuese injuriada u ofendida.

ATENEA

Nacimiento de Atenea

Existen varias tradiciones o versiones sobre el nacimiento de la diosa Atenea. La primera vez que se habla del nacimiento de Atenea la hace Homero en la Ilíada en el Libro V donde Ares acusa a Zeus de proteger a la diosa porque él la engendró. El poeta y filósofo griego Hesíodo en su poema Teogonía, donde narra el nacimiento de los dioses griegos, cuenta que Zeus se casó con la titánide Metis, hija de Océano y Tetis.

Teniendo relaciones con ella y dejándola embarazada, luego se entera que Gea y Urano profetizaron que Metis daría hijos más sabios y poderosos que él. Zeus entonces tuvo miedo de que su descendencia lo derrocará y entonces, siguiendo los consejos de Gea y Urano, con engaños convenció a Metis para que se dejará devorar por él “encerrándola en su vientre”, siendo muy tarde, porque ya había concebido.

Otro relato sobre este hecho, escrito en el siglo II d.C., cuenta que Zeus acosaba a Metis, sin ser su esposa, ella trataba de huir de él transformándose en varias ocasiones pero al final Zeus la atrapó, la violó y luego se la tragó.

Zeus, después de tragar a Metis, tuvo consecutivamente seis esposas más hasta que se casó con Hera, su esposa actual. Zeus comenzó a sufrir un dolor de cabeza tan terrible que, agobiado, ordenó a alguien (que según la fuente pudo ser Prometeo, Hermes, Ares o Palaemon) que le abriera la cabeza con el labrys, hacha minoica bicéfala, entonces Atenea brotó de la cabeza del dios ya adulta y totalmente armada.

Todos los dioses quedaron asombrados por la aparición de Atenea, tanto, que el dios del sol, Helios, detuvo su carroza en medio del cielo llorando a gritos y se estremecieron el cielo (Urano) y la madre tierra (Gea). Hera se enojó tanto por el nacimiento de Atenea que por sí misma concibió y dio a luz a Hefestos. En cambio otra versión sostiene que Hera se alegró por el nacimiento de Atenea y la recibió como hija propia.

Otra versión considera a Atenea hija de la ninfa Tritonis y de Poseidón, dios de los mares. El historiador griego Heródoto cuenta que Atenea se enojó con Poseidón y se fue a vivir con Zeus y éste la adoptó. Esta versión también sostiene que el dios Tritón educó a Atenea junto con su hija Palas.

 

Justin Martyr, apologista cristiano del siglo II a.C., dice que cuando Zeus pensaba hacer el mundo a través del logos (la palabra) pensó en Atenea y así nació la diosa, sin que hubiera coito. Otra versión dice que cuando Zeus se tragó a Metis ésta ya había sido embarazada por el cíclope Brontes. Otras versiones sostienen que Atenea era hija del titán Palante, un gigante alado a quien ella mataría y usaría su piel como escudo.

Etimología: Atenea

Atenea está relacionada con la ciudad de Atenas. En griego antiguo la ciudad se llama Athenai (Ἀθῆναι), nombre, según la mitología, de una hermandad dedicada al culto a Atenea. Los eruditos antiguos discutían sobre si Atenas recibió su nombre por la diosa Atenea o era Atenea quien recibía el nombre por la ciudad, sin embargo en la actualidad hay consenso en que la Diosa Atenea recibe su nombre por la ciudad Atenas.

A la diosa se le conoce como Atenea Partenos, Atenea la virgen, nunca tuvo esposo ni amante y rechazaba el matrimonio y no se dejaba arrastrar por la pasión del amor. En la antigua Grecia era normal que las ciudades asumieran los nombres de las deidades a la cual adoraban, un ejemplo es Micenas donde se adoraba a la diosa Micena, y en Tebas la deidad era conocida como Teba.

El especialista alemán Günther Neumann sugiere que el nombre Atenea tenga sus raíces en el antiguo reino de Anatolia occidental, compuesto por la palabra “ati” que significa madre y el nombre de la diosa Hannahanna abreviado como “Ana”. El teónimo Athana potniya comúnmente es traducido como “Señora Atenea” se piensa que su significado real sea “la Señora de Atenas” (potnia de At (h) ana).

El filoso griego Platón en su dialogo Cratylus plantea algunas especulaciones etimológicas basándose en la opinión de los antiguos, incluyendo al poeta Homero quien llamaba a Atenea “mente” (noũs) e “inteligencia” (diánoia) e incluso la llama “inteligencia divina” (theoũ nóēsis) queriendo decir que tiene la mente de dios (a theonóa), dándole el nombre de Theonoe o tal vez “conocedora de las cosas divinas” (ta theia noousa).

Platón suponía que el poeta quería identificar a la diosa con la “inteligencia moral” (en éthei nóesin) por eso la llamó Etheonoe pero al final buscando un nombre más amable la llamaron Atenea. Se especula que la palabra Atenea no pertenece al griego antiguo sino que era una deidad ática adorada antes de la llegada a la península de helenos, jonios y dorios, adorada bajo la forma de su animal tótem el búho.

Origen

Originalmente Atenea fue una diosa de las civilizaciones de la edad de bronce griega alrededor del Mar Egeo, comúnmente conocidas como Civilización Egea. Allí se le consideraba una diosa de palacio encargada de proteger al rey y a dirigir las labores domésticas. Martín Persson Nilsson, filósofo sueco y estudioso de los sistemas religiosos griegos, afirma que en sus orígenes Atenea era una lechuza o la diosa de las aves en general. En la Odisea la diosa aparece con forma de águila marina.

Cuando Atenea aparece en el arte ha perdido casi por completo sus rasgos animales llevando formas de serpiente o de ave sólo como atributos, aunque muy ocasionalmente en algunos jarrones con figuras negras aparece con alas. Los cultos a las diosas guerreras del cercano oriente Ishtar y Anat pudieron haber influenciado al culto a la diosa Atenea. El erudito Charles Penglase afirma que Atenea es muy parecida a Ishtar en sus roles de diosas guerreras y que el nacimiento de Atenea desde la cabeza de Zeus puede derivarse de el regreso de Ishtar del inframundo.

Epítetos

Atenea es uno de los dioses olímpicos mas importantes. tiene muchas funciones que van desde la agricultura y la protección de los artesanos, pasando por la administración de las leyes y la ejecución de la justicia, hasta la protección del estado a través de la guerra. Tantas funciones ameritan muchos epítetos.

Atenea Partenos

A la diosa Atenea se le da el nombre en griego antiguo de Atenea Partenos que significa literalmente “la diosa virgen”, de donde se deriva el nombre del Partenón de la Acrópolis Ateniense, el templo más conocido donde se venera a la diosa.

Atenea fue requerida amorosamente por muchos dioses y titanes pero ella los rechazó a todos no tuvo esposo ni amante pero no solamente se trata de en mantenimiento de su virginidad sino también el cumplimiento de los preceptos morales y la castidad, Medusa osó hacer el amor con Poseidón dentro de un templo dedicado a la diosa y esta la castigó transformando sus cabellos en serpientes y sus ojos petrificaban a quien la mirara.

Perseo, con la protección de Atenea, decapitó a Medusa y le ofreció la cabeza a la diosa, desde ese momento la diosa llevará grabada la cabeza de Medusa en su escudo. Tiresias, cuando era joven, sorprendió a Atenea mientras esta se bañaba desnuda y en castigo lo dejó ciego, aunque en compensación le dio la facultad de entender el lenguaje de los pájaros y el don de predecir el futuro.

Palas Atenea

En el epíteto Palas Atenea recibido por la diosa, Palas deriva de “pallas” que en griego antiguo podría significar blandir (un arma) o también podría significar mujer joven. El historiador Walter Burkert sostiene que “ella es la Pallas de Atenas, Pallas Athenaie , así como Hera de Argos es aquí Argeie ”  cuando en épocas posteriores se olvidaron estos orígenes se idearon mitos que explicaran los epítetos como el narrado por Filodemus de Gadara que dice que Palas fue un enemigo de Atenea a quien esta derrotó en combate  asumiendo posteriormente su nombre.

Otra versión identifica a Palas como la hija de Tritón, el dios del mar. Palas y Atenea fueron criadas por Tritón y eran amigas un día, durante un combate amistoso, Atenea mató a Palas. Atenea como muestra de respeto y de dolor por su amiga muerta asumió su nombre. Una estatua que se dice estaba en la Acrópolis de Troya llamada el Paladión según el mito había sido tallada por atenea a semejanza de Palia, su amiga muerta. Se le atribuían a esta estatua poderes de talismán y se decía que mientras estuviera en la Acrópolis Troya nunca caería.

Durante el saqueo de Troya por parte de los griegos, la princesa Casandra, hija de Príamo, se abrazo al paladión buscando la protección de Atenea pero Áyax la arrastró violentamente del templo, otra versión dice que la violó allí mismo.  Atenea se enfureció y, a pesar de que Agamenón ofreció sacrificios para calmarla, casi toda la flota griega fue destruida.

Otros Epítetos

La diosa Atenea recibió numerosos epítetos, se le conoció como Atenea Atrytone, “incansable”, Promachos “la que lucha al frente”, por ser considerada la protectora de la ciudad recibió el epíteto Polias. Como protectora de los artesanos se le llamó Ergane.

Los atenienses particularmente la llamaban simplemente “la diosa” hē theós. Atenea fue la creadora de la brida, la broca, el carruaje y la carreta tirada por caballos esto le mereció el nombre de Hippia (la de los caballos, la ecuestre). Cercana a la tumba de los hijos de Medea en Corinto se encontraba el templo de Atenea Chalinitis.

Atenea recibe el epíteto de Ageleia, en griego Ἀγελεία, cuyo significado permanece oscuro, ya que contiene la palabra griega “hace” (ἄγω), el verbo “dirigir, y el sustantivo “botín” (λεία) especialmente botín en ganado. Para algunos el epíteto se refiera a su condición de protectora del ganado, otros afirman que se debe tomar literalmente como “saqueadora de ganado” o “cuatrera”.

En Megara es adorada como Aethyta que significa “buceador” y se refiere particularmente a las aves que se zambullen, se le interpreta simbólicamente con su rol como creadora del barco y del arte de la navegación.

Según una historia narrada por el historiador y filósofo Plutarco, la diosa Atenea no solo estaba complacida, sino que tomaba parte activa en la construcción del Partenón inspirando para lograr la perfección. Un día sucedió un accidente donde uno de los artistas más laborioso y activos que trabajaba en la construcción tropezó y cayó desde lo más alto quedando tan maltratado que los médicos que lo atendieron esperaban su pronta muerte.

Pericles quedó muy afectado por la pérdida de tan valioso artista, esa noche se le apareció en el sueño y le indicó una medicina tan efectiva y rápida que el artista estuvo en poco tiempo totalmente recuperado. Por este hecho colocó la estatua de bronce que llamó Atenea Higía”personificación de la salud”.

Homero en sus obras épicas utiliza con más frecuencia el epíteto de glaucopis que se traduce como “ojos brillantes” o “la de los ojos brillantes”, resultando de combinar glaukos (γλαύκος) con el significado de “brillante”, “plateado”,” reluciente” y también ”verde azulado” ,”garzo” o “gris”; combinado con ôps (ὤψ) que significa ojo y a ocasionalmente cara.

En las religiones más antiguas la inteligencia está relacionada con el mochuelo o con el ave que mira en la oscuridad de allí se explica la coincidencia entre las raíces de las palabras glaukos y glaux (mochuelo). En algunas representaciones se muestra a Atenea con un mochuelo posado sobre su cabeza. Algunos autores asocian a Atenea con una diosa mesopotámica desconocida del siglo II a.C. representada con alas, garras de ave y rodeada de mochuelos.

Tritogenia es un epíteto que recibe la diosa en la Ilíada, en los poemas conocidos como himno homérico y utilizado por el poeta y filósofo griego Hesíodo en su Teogonía. Este epíteto tiene diversas explicaciones sin llegar ninguna a ser definitiva. Se interpreta como “hija de Tritón” significando que su padre es el dios del mar. Según un mito Tritón adoptó a Atenea y la crió junto con su hija Palas.

Aunque poco probable, podría significar que nació en el lago Tritón en África. El nombre Tritón no solo está asociado por el mar, los lagos y los ríos sino también con el agua en general por lo que Tritogenia no indicaría un lugar de nacimiento en particular sino que nació del agua.

Algunos sostienen que el epíteto Tritogenia se deriva de una antigua palabra cretense que significa “cabeza” siendo el significado de epíteto “nacida de la cabeza”. Otro grupo le da el significado de haber nacida el día tres o la tercera hija de Zeus después de Apolo y Artemisa. También nacida de la triada de Zeus, Metis y ella misma. En Pella, Macedonia se le da a la diosa el epíteto de Atenea Alcidemo (protectora del pueblo) por ser la protectora de la ciudad. En las tetradracmas helenísticos (monedas de cuatro dracmas) Atenea Alcidemo es representada con la égida y un rayo.

Otros Epítetos recibidos por la diosa son: Acrea, Acria, Ageleia (que impera en las batallas),Agiopoinos (vengadora),Agiraia, Alalcomeneis (poder defensivo), Alcidemo (defensora del pueblo)Alcímaca, Atritona , Atrytone(incansable),Boarmia (protectora de los bueyes), Boudeia (diosa de los bueyes), Boulaia (consejera), Calinitis (de la brida), Cidonia, Cledoucos , Ergane (protectora de los artesanos), Erisiptolis (protectora de la ciudad), Lafria , Hipia (ecuestre), Laósoos (beneficiosa), Meganitis (de gran recurso).

Oftalmutis, Oguderces, Optiletis (de vista aguda). Panaquea, Partenos, Pilaitis, Polias (de la ciudad), Polioucos (que protege la ciudad), Poluboulos (del buen consejo), Polumetis (de numerosos inventos). Promacorma (defensora de la bahía). Promacos (que lucha delante), Tritonia.

Mitos

Desde su nacimiento todo lo relacionado con esta diosa excepcional tiene todos los ingredientes para que en torno a ella surjan las mas variadas historias llenas de misterios y enseñanzas.

Erictonio

Atenea siempre usaba las armas que le prestaba Zeus, en cierta ocasión quiso tener sus propias armas y le pidió a Hefesto que se las fabricara este le dijo que se las haría solo por amor. Poseidón engañó a Hefesto diciéndole que Atenea solo se entregaría por la fuerza. Un día Atenea entró a la fragua con la intención de conocer el progreso del trabajo de las armas, estando la diosa descuidada Hefesto la agarró bruscamente e intentó violarla, en el forcejeó el dios del fuego eyaculo sobre la pierna de Atenea.

La diosa pudo liberarse y limpió su pierna con pañuelo de seda que, con repugnancia arrojo al suelo, el semen cayó sobre la Madre Tierra Gea, que por allí pasaba que quedó embarazada y dio a luz a Erictonio. Gea no quiso encargarse del niño entonces Atenea lo tomo como hijo adoptivo.

En una ocasión cuando Atenea tenía que ausentarse metió a Erictonio en una pequeña cista (cofre) y, sin revelarle su contenido, se la entregó a las hermanas Herse, Pándroso y Aglauro con las órdenes expresas de no abrirla.  Una de las hermanas no soportó la curiosidad y abrió la cista viendo a Erictonio con forma de serpiente, esto enloqueció a Herse y Pándroso que se lanzaron desde lo alto de la Acrópolis.

Erictonio, mitad hombre y mitad serpiente, reinó sobre Atenas siendo un rey justo y benevolente. Instituyó el culto a Atenea e instruyó sobre el uso de la plata. Fue impulsor del uso de la carroza con cuatro caballos por eso su imagen se elevó y se convirtió en la constelación de Auriga.

Atenas

Atenea compite con Poseidón por el patrocinio de la polis ubicada en la comarca de Ática. Cada uno daría un regalo a la polis y el rey Cecrops decidiría cuál era el mejor. Poseidón golpeó el suelo con su tridente y brota un manantial de agua salada dándole a la polis acceso al agua y al comercio. En su pleno auge Atenas era una potencia marítima, la flota ateniense derrotó a la persa en la batalla de naval de Salamina. Pero el agua del manantial era salda y no potable.

Otra versión sobre el mito dice que Poseidón entregó a la polis el primer caballo, igualmente importante para el comercio y la guerra. Atenea entregó a la polis el primer olivo cultivado, lo que cooperó con el crecimiento y la prosperidad de la polis al suministrarle madera, alimento y aceite. Cecrops determinó que el regalo de Atenea fue el mejor, dándole el triunfo a la diosa. El escritor británico Robert Graves sostiene que este mito refleja el conflicto existente entre las religiones matriarcales y patriarcales.

Otra versión dice que los atenienses con su voto serían quienes decidirían cual de los dioses seria el protector de la polis. Los hombres votaron por Poseidón y las mujeres por Atenea. Al final ganó la diosa por un voto. Poseidón se enfureció e inundó toda la región con sus aguas y no las retiró hasta que las mujeres renunciaran a su derecho al voto.

Protectora de héroes

Atenea asesoró y ayudó a Argos para la construcción del Argo, el barco donde viajarían Jasón y su grupo de argonautas. Atenea guió a Perseo cuando este se dirigía a buscar a Medusa. Hermes, el dios de los viajeros y Atenea le entregaron las herramientas que necesitaría. Atenea le entregó a Perseo un escudo de bronce pulido para que viera a medusa a través del reflejo sin necesidad de mirarla de frente, Hermes le suministró una guadaña reforzada. Atenea guió la espada de Perseo para que no fallara y le cortara la cabeza a Medusa.

Atenea se muestra ayunando a Heracles en diversas representaciones del arte antiguo griego. En el templo de Zeus en Olimpia en las metopas que representan los doce trabajos de Heracles la diosa aparece en cuatro. En la primera Atenea observa como Heracles mata al león de Nemea, en el décimo ayuda a Heracles a sostener el cielo. Atenea es representada como una aliada terrible pero también como una gentil compañera. Ella conduce a Heracles hasta el monte Olimpo y lo presenta ante Zeus para su deificación.

Atenea le explicó a Heracles cómo podía derrotar al león de Nemea utilizando sus propias garras para desgarrarlo. En una de sus tareas Heracles debía acabar con los pájaros del Estínfalo, para esto su fuerza era inútil y eran muchos pájaros para eliminarlos con sus flechas, entonces Atenea le entregó un cascabel de bronce diciéndole que lo hiciera sonar sobre una colina alta. Heracles lo hizo y las aves huyeron despavoridas, Heracles pudo eliminar algunas con sus flechas y las demás huyeron hacia la isla de Ares.

Heracles se enfrentaba a la Hidra de Lerna y cada vez que le cortaba una de sus nueve cabezas del muñón del cuello surgía una nueva cabeza. Atenea inspiró al sobrino de Heracles para que le recomendará al héroe que cada vez que cortaba una cabeza quemara el muñón del cuello para que cicatriza y no saliera otra cabeza, así Heracles pudo derrotar al monstruo.

Atenea junto con Hermes acompañaron a Heracles en su viaje al inframundo en búsqueda de Cerbero. Atenea le dio una brida dorada a Belerofonte para que pudiera domesticar al caballo alado Pegaso.

En la tragedia de Esquilo, Orestes, narra que cuando Agamenón volvió victorioso a su reino después de la larga ausencia por su combate con los troyanos trajo entre su botín como esclava a la princesa Casandra, hija del derrotado rey de Troya Príamo. Clitemnestra, esposa de Agamenón, se sintió furiosa al ver el evidente favoritismo que su esposo dedicaba a la princesa extranjera, además ya sentía rencor por su esposo desde que este sacrificó a su hija Ifigenia a la diosa Artemis para lograr buen viento con que dirigirse a Troya.

Clitemnestra, que durante la ausencia de su esposo había tomado como amante a Egisto, con la ayuda des te planificó y dio muerte a Agamenón. Electra, hija de Agamenón, junto con el dios Apolo, animó a su hermano menor Orestes a que tomara venganza y este mató a su madre y a su amante Egisto.

El espectro de Clitemnestra invocó a las Erinias, diosas de la venganza, para que acosaran a Orestes. Atormentado por el acoso de las Erinias, Orestes pide ayuda al dios Apolo y este al final lo lleva a Atenas, donde Palas Atenea había constituido un tribunal conformado por hombres de comprobada honestidad.

La diosa preside el juicio en contra de Orestes donde se le acusa del asesinato de su madre Clitemnestra. Las votaciones del jurado quedan empatadas pues una parte vota por la absolución y otra parte igual vota por la condena. Atenea tiene el voto decisivo y vota por la absolución decretando que siempre que un jurado esté empatado el acusado sea absuelto.

En la Odisea la astucia de Odiseo conquista rápidamente el favor de Atenea. Al principio su ayuda a Odiseo solo se limita a implantar pensamientos e ideas en la mente del héroe en su viaje desde Troya a su hogar reforzando su papel como protectora de héroes y mentora materna.

Atenea aparece en los sueños de la princesa Nausicaa para asegurarse que esta le preste ayuda a Odiseo. Atenea se transforma en un pastor para ayudar a Odiseo a su llegada a Ítaca, mintiéndole al decirle que Penélope se había casado de nuevo al darlo por muerto.

Odiseo a su vez le miente a ella para protegerse y la diosa impresionada por su astucia se le descubre y le da instrucciones de cómo recuperar su reino. Luego la diosa lo ayuda a derrotar a los pretendientes disfrazándolo como un viejo mendigo.

Castigos

Un mito tardío cuenta que Medusa era una joven sacerdotisa que servía en el templo de Atenea en Atenas. Poseidón deseaba a Medusa pero ella no podía entregarse a él por sus votos de castidad, entonces el dios la violó dentro del templo. Cuando Atenea se enteró de esta profanación a su templo convirtió a Medusa en un monstruo con serpientes en el cabello y una mirada que vuelve piedra a cualquier mortal que la mire.

Un día de primavera en el Monte Helicón estaba Atenea bañándose en un manantial con su ninfa favorita Chariclo. En las mismas montañas estaba el joven Tiresias cazando, se acerco al manantial por agua y, accidentalmente vio a la diosa desnuda. Atenea lo castigó dejándolo ciego para que nunca más viera lo que no está hecho para la vista de ningún mortal, en compensación le dio la capacidad para entender el lenguaje de los pájaros y el poder de predecir el futuro.

En La Metamorfosis de Ovidio del siglo 8 d.C. aparece la fabula de Aracne, siendo la única fuente ya que solo se hace mención de esta historia muy brevemente en Los georgianos de Virgilio en el siglo 29 a.C. Ovidio cuenta que Aracne era una joven de Lidia en Asia Menor, estudiante de tejido de Atenea hija del famoso tintorero en purpura Idmón de Colofón. La joven había desarrollado una habilidad extraordinaria en el tejido y bordado de tapices, se volvió tan engreída que se vanagloriaba de ser mejor hasta que la misma Atenea.

La diosa se cansó de sus ofensas y le dio la oportunidad de redimirse y se presentó en el taller transformada en una anciana, alabó el trabajo de la joven pero le advirtió que no era conveniente que un mortal se creyera superior a las divinidades. La chica en lugar de retractarse se burló de la anciana, reafirmó su superioridad sobre Atenea y retó a la diosa a un concurso donde se demostrara quien era mejor tejedora. La diosa recuperó su forma y aceptó la competencia.

Atenea demostró su pericia tejiendo una tela donde representaba escenas de su disputa con Poseidón por el patrocinio de Atenas y también representó a los doce dioses olímpicos y las derrotas de quienes los desafiaban. Por su parte Aracne tejió un tapiz con veintiún cuadros que representaban las infidelidades de los dioses especialmente las de Zeus con Leda, con Europa, con Dánae y otras.

Todos, incluso la diosa Atenea admitieron que el tapiz de Aracne era perfecto, pero la diosa se encolerizó por el irrespeto a la dignidad de los dioses, perdió la paciencia y destruyó el telar y el tapiz de Aracne, luego golpeó a la joven con su lanza y cuatro veces con su bastón. Aracne por fin comprendió su error y desesperada se ahorcó. La diosa sintió compasión por ella y la revivió convirtiéndola en araña.

Atenea era indoblegable en el combate. Ares quedó inconsciente en el primer encuentro que tuvo ella durante la guerra de Troya y hubiera terminado igual en el segundo si Apolo no acude en su búsqueda. Cuando Ares quedó inconsciente en el primer combate con Atenea, Afrodita intenta llevárselo del campo de batalla. Hera la descubre y le ordena a Atenea que la detenga, la diosa la alcanza y le da un golpe fulminante que deja a los dos inconscientes en el campo.

Según el mito durante la guerra de Troya Afrodita acudió en auxilio de uno de sus favoritos en el campo de batalla. Se interpuso entre los guerreros e intentó llevarse a su protegido. Atenea ordenó al héroe aqueo Diomedes que evitara su huida. El héroe acudió presto a cumplir la orden de la diosa evitando que se lo llevara y en el forcejeo hirió la mano de Afrodita. Cegada por el dolor la diosa subió al Olimpo y se quejó ante Zeus. Mientras una de las diosas menores le curaba la mano Afrodita no detenía su llanto y sus quejas ante Zeus. Atenea le dijo a su padre con ironía:

“-Padre Zeus ¿te irritarás conmigo por lo que diré? Sin duda Cipris [Afrodita] quiso persuadir a alguna aquea de hermoso peplo a que se fuera con los troyanos, que tan queridos le son; acariciándola, áureo broche le rasguño la delicada mano.-“La Ilíada de Homero 416

En cierta ocasión la diosa Atenea tomó un trozo de hueso y pensó que si el aire lo atravesaba produciría ruido, después de meditarlo diseñó y elaboró la primera flauta. Atenea quedó complacida por el sonido producido por el instrumento y lo llevó a un banquete donde se encontraban todos los dioses. La diosa se puso de pie y comenzó a ejecutar la flauta de una manera maravillosa que impresionó a todos los dioses.

Pero Hera y Afrodita se burlaban de ella porque al tocar se le inflan las mejillas. Atenea se hartó y se fue a un bosque de Frigia, allí comenzó a tocar la flauta mientras miraba su reflejo en las aguas de un río. Vio como sus mejillas se hinchaban y su rostro se congestionan a causa del esfuerzo, se encolerizó arrojó la flauta y lanzó una maldición sobre cualquiera que la recogiese.

La guerra de Troya

A la boda de Peleo y Tetis fueron invitados todos los dioses y algunos mortales. El único dios que no fue invitado fue Eris, la diosa de la discordia, ella se enojó y se presentó la boda con una manzana dorada y solo dijo estas palabras “Para la más bella” la lanzó entre las diosas y desapareció. Hera, Atenea y Afrodita se disputan el derecho a poseer la manzana ya que cada una se consideraba la más bella. Decidieron llevar la disputa ante Zeus, quien pensó que para evitar violencia y discordias entre los dioses era mejor buscar un juez imparcial.

Se decidió por París un príncipe troyano. Zeus encargó a Hermes que le entregara a Paris la manzana dorada para que él se la diera a la diosa que considerara más hermosa. Las diosas se presentaron ante París después de tomar un baño en el Monte Ida cercano a Troya. En las representaciones antiguas del Juicio de París se representaba a Afrodita en ocasiones desnudas y a Hera y Atenea vestidas, las representaciones a partir del renacimiento, sobre todo las occidentales, presentan desnudas a las tres deidades.

París era incapaz de decidirse ya que las tres diosas eran hermosas. Al notar la indecisión de París las diosas intentaron sobornar Hera le ofreció poder sobre Asia y Europa, Atenea le ofreció la sabiduría y la gloria en el campo de batalla, Afrodita le ofreció que le concedería el amor de la más bella de las mortales. París le entregó la manzana a Afrodita, Hera y Atenea se enfurecieron y juraron odio a París y al saber que era hijo de Príamo rey de Troya también se declararon enemigas de Troya. Por su parte Afrodita se declaró protectora de París.

En la Ilíada se cuenta que, ante la ausencia de Aquiles, Diomedes es el mejor guerrero griego por lo que recibe la protección de Atenea. También en La Ilíada, Homero cuenta que Aquiles persigue a Héctor alrededor de los muros de Troya sin lograr que le haga frente. Atenea se transforma en el hermano de Héctor, Deifobo y se presenta ante este y le propone hacer frente a Aquiles unidos.

Héctor lanzó su lanza a Aquiles fallando y cuando se volvió buscando a Deifobo para que le diera otra lanza este había desaparecido, entonces Héctor comprendió que había perdido el favor de los dioses y estos favorecen a los aqueos. Durante el saqueo de Troya, Áyax el Menor, uno de los guerreros que entraron a Troya dentro del caballo, sorprendió a la princesa Casandra que se escondía dentro del templo de Atenea.

Una versión afirma que Áyax arrastró a la princesa mientras esta se aferraba a la estatua de la diosa, otra versión dice que la violó allí mismo. Atenea llena de ira, con la ayuda del dios de los mares, Poseidón, envió una poderosa tempestad que hizo dispersar a la flota griega y naufragar el barco Áyax.

Roles

Uno de los roles principales atribuidos a Atenea por mitos y fábulas se corresponde con el de protectora siendo uno de sus principales papeles ser protectora de la agricultura, por ello en la religión ateniense se le considera creadora de herramientas para la labranza como el rastrillo y el arado. Fue la creadora del olivo pieza fundamental para la alimentación y el comercio.

No sólo creó las herramientas sino que también instruyó a los mortales en su uso. Inventó el yugo y enseñó como uncir los bueyes para utilizarlos en el arado de la tierra, creó la brida y enseñó su uso y la doma de los caballos, fue protectora de la cría de caballos, sus hijos adoptivos Erecteo y Erictonio son considerados en Ática como deidades que garantizan la fertilidad del suelo. Sus sacerdotisas Aglauro, Pándroso y Herse personifican valores imprescindibles para el buen resultado de las cosechas: Aire brillante, rocío y lluvia.

Sus creaciones son producto del trabajo concienzudo de la meditación y la inteligencia y no meros hechos del azar. Se le atribuye la creación de los números, la navegación y del carro. Enseña a su hijo adoptivo Erictonio sobre la manera correcta de unir los caballos al carro. Enseña al hijo del rey Glauco, Belerofonte como domar al caballo alado Pegaso. Fue quien intruyó a los hombres en todos los oficios y las artes practicas como el arte de producir y usa el fuego.

También se le atribuye la invención de todos los oficios y artes domésticos dirigidos a las mujeres como el tejido y el hilado, de hecho Homero consideraba todas las artes femeninas como “obras de Atenea” . En las representaciones de Atenea Palas lleva en su mano izquierda un uso y una rueca.

Otras artes entran dentro de su amplio rango de acción, se le atribuye la invención de la flauta. Fue la creadora y primera ejecutora de la danza de guerra pírrica donde los ejecutores bailan portando la armadura de guerra, el escudo, el casco y la lanza. La primera ejecución de la danza de guerra pírrica la realizó en la celebración de la victoria sobre los gigantes.

Por el patrocinio de tantos oficios y de tantas artes tanto prácticas como elegantes se ganó el epíteto de Ergane (trabajadora) y la posteridad la reconoce como diosa de las artes, la sabiduría, el conocimiento y es la consejera y favorita de Zeus sentándose a su lado en el Olimpo. Se considera a Atenea una diosa que garantiza la salud ahuyentando las enfermedades por ser la diosa del aire puro y del cielo claro y protectora del crecimiento de los niños. Se le puede considerar una diosa que protege el hogar y la familia.

También en Atenas es la diosa del estado y protectora de las comunidades y casas que forman parte de las bases del estado. Es la diosa protectora de las asambleas populares en Atenas y Esparta. Garantiza el predominio de la ley, la justicia y el orden en las cortes y en las asambleas de ciudadanos. Esto se ejemplifica en los poemas de Homero cuando ayuda al héroe Odiseo contra la conducta aberrante de los pretendientes. Atenea fue quien instituyó la corte del Areópago.

En el juicio a Orestes determinó que cuando los votos de los jueces quedaron empatados se fallará en favor del acusado. Las funciones de Atenea se pueden catalogar como integrales en toda la vida de la comunidad. Garantiza la prosperidad del estado al propiciar la agricultura y la industria, mantiene el orden al promover el imperio de la ley, además protege al estado de los enemigos extranjeros como guerrera, no al estilo destructivo de Ares, Eris y Enio, sino mediante la estrategia, la inteligencia y la disciplina.

Cultos

Además de Atenas, Atenea era venerada en otras ciudades como Argos, Esparta, Gortina, Lindos y Larisa. Se estima por su relación con Tritón que los lugares originales de culto a la diosa fueron en las riberas del río Tritón en Beocia, afluente del lago Copaide donde, según la tradición existían dos ciudades que fueron inundadas por el lago, Atenas y Eleusis. De allí el culto fue llevado a otros países como Libia y Ática. Atenea no tenía armas propias sino que usaba las que les prestaba Zeus según se desprende de los relatos de Homero.

En Atenas se convirtió en la deidad más importante otorgándole los atributos de la serpiente como símbolo de la perpetua renovación. El culto a la diosa incluía la supervisión de la iniciación de de los jóvenes en la ciudadanía y el de las mujeres en su preparación para el matrimonio.

Atenea fue adorada como diosa de la ciudad y protectora de la ciudadela en su aspecto de Atenea Polias. En Atenas durante el festival de la antigua Grecia llamado Plinterias, celebrado anualmente en el mes del Targelión (aproximadamente mayo) con una duración de cinco días, entre los cuales las sacerdotisas de Atenea realizaban ritos de limpieza en el templo dedicado a la diosa ya Poseidón llamado Erecteón donde la estatua de la diosa era desnudado sus vestidos lavados y su estatua purificada.

En el festival del trabajo en bronce Chalkeia, celebrado en el último día del mes Pyanopsion (entre octubre y noviembre) se adoraba a la diosa como Atenea Ergane, diosa de las artesanías, especialmente del tejido. También era la patrocinadora de los trabajadores metalúrgicos y colaboraba en la forja de armas y armaduras. El culto a Atenea recibió un importante enriquecimiento cuando a finales del siglo V se le asignó el papel de diosa de la filosofía.

En la religión de Atenas existen muchas fábulas e historias donde se le asignan a Atenea roles en la protección de la agricultura. Se le atribuye la invención del arado y del rastrillo. También se considera que inventó la brida para el caballo, el yugo para los bueyes y el carro. La diosa creó la olla de barro y enseñó artes del hogar como el tejido, el hilado y la cocina. En otras artes creó la flauta y la trompeta. Sus hijos adoptivos Erecteo y Erictonio son venerados en Ática por ser quienes fertilizan la tierra.

Atenea Promacos representaba la estrategia y la disciplina en la conducción de los soldados a la batalla, al contrario de su hermano Ares que era el promotor de la fuerza bruta en la guerra, la venganza, la sangre y la matanza. El apoyo de atenea se circunscribe a quienes luchaban por una causa justa y consideraba la guerra como última alternativa para resolver conflictos, por ello los griegos la tenían en una estima superior a la de Ares.

El favor de la diosa recae en los que utilizaban la inteligencia y la astucia por encima de la fuerza bruta. En el festival Pamboeotia, anual y en los Juegos Panatenaicos, cada cuatro años, donde se hacían exhibiciones de destrezas atléticas y militares el culto a la diosa era particularmente importante.

La tradición dice que Atenea instruyó y ayudó a Danio en la construcción de su barco que fue el primero en su especie que constaba de cincuenta remos por esto fue adorada desde tiempos remotos en Lindos una de las principales ciudades ubicadas en la isla de Rodas.

A la diosa se le ofrecían sacrificios consistentes en vacas, corderos y toros, de allí tal vez derive el nombre de Taurobolio, sin embargo Eustacio indicaba que solo se le sacrificaban hembras. Áyax profanó el templo de Atenea en Troya al violentar a la princesa Casandra que se refugió en él, para expiar este crimen cada año se ofrecía en sacrificio una doncella o un niño de la región de Lócrida, este sacrificio se siguió practicando hasta el año 346 a.C. según la Suda.

Festivales como Calinterias, Plinterias, las Esciroforias, las Arreforias y las Oscoforias, se celebraban en honor a Atenea en su papel como protectora de la agricultura.

Los Juegos Panatenaicos se originaron como fiesta de la cosecha, la celebración del arado constaba de tres servicios, dos en honor a Atenea por su invención del arado y la tercero a la diosa de la agricultura Demetra.  La tradición indicaba que se le diera gracias anticipadas a la diosa por la protección de la siembra y por la futura cosecha.

En muchas ocasiones Atenea es asociada con Afaya, diosa de la fertilidad y la agricultura adorada únicamente en el santuario de la isla de Egina en el Golfo Sarónico. Alea una antigua diosa de Arcadia fue asimilada por Atenea quien recibió el epíteto de Atenea Alea siendo adorada en los templos de Tegea y Mantineia.

Las sacerdotisas de estos templos debían ser vírgenes y ocupaban el puesto solo hasta alcanzar la pubertad. Una estatua de Atenea Alea se encontraba en la carretera que unía a Esparta con Tarapne en Laconia.

En la acrópolis espartana Atenea es venerada como Atenea Polioucos (de la casa de bronce) el epíteto puede ser a causa de que la estatua allí venerada fuera de bronce o las paredes del templo fueran de este material o porque se considerara a la diosa protectora y patrona de los metalúrgicos. En Esparta era común que las campanas utilizadas en el culto a Atenea fueran de bronce o de terracota.

Un templo al estilo jónico dedicado a Atenea Polias fue construido en el siglo IV a. C. en la ciudad de Priene, diseñado por el arquitecto griego Pitio de Priene, el mismo diseñador del mausoleo de Halicamaso, este templo fue dedicado a Alejandro Magno.

Representaciones

Atenea por lo general es representada de pie, con quitón enterizo, con armadura de soldado y con casco corintio sobre la frente. Normalmente lleva un escudo con el gorgoneion, la cabeza de medusa, en el centro y las serpientes alrededor.

Muchas veces utiliza la égida como una capa, representada como Atenea Promacos aparece blandiendo una lanza por encima de su cabeza. Existen representaciones de Atenea representando su nacimiento desde la cabeza de Zeus, la batalla con los gigantes, el juicio de Paris y el nacimiento de Erictonio. Aparece en esculturas, monedas y pinturas sobre cerámica.

El famoso escultor Fidias esculpió una escultura criselefantina, ahora perdida, de oro y marfil de Atenea que estuvo ubicada en el Partenón, con una altura aproximada de 12 metros incluyendo el pedestal de 1.50 metros vestida con una túnica larga hasta los pies, la égida con la cabeza de Medusa sobre el pecho, con una lanza, la mano izquierda apoyada el escudo con escenas de la batalla de las amazonas con los gigantes, en la mano derecha sosteniendo a Niké, la diosa alada de la victoria, de pie, y una serpiente a los pies de la diosa.

Atenea Polias está representada en una escultura en relieve en el estilo neoático que actualmente se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Virginia donde aparece con el casco corintio, un mochuelo en la mano y el escudo descansando sobre un hermas.

Atenea Promacos está representada en una estatua de bronce con remates de oro, esculpida también por Fidias, financiada por el botín incautado a los persas en la batalla de Maratón. Aunque la escultura ya no existe por el tamaño del pedestal se puede estimar que media entre siete y quince metros de altura. Según se cuenta tenía un brillo metálico y era tan alta que la punta de la lanza podía ser vista a lo lejos por los marineros que se acercaban a la costa.

Los atributos con que generalmente se representa a la diosa son: El casco adornado con grifos, corderos y caballos. Generalmente lleva el caco en la frente dejando a la vista el rostro, en algunas ocasiones lo lleva en las manos.  La coraza de piel de cordero o égida. El escudo redondo con la cabeza de Medusa. El mochuelo, la serpiente, el gallo, la lanza y la rama de olivo.

Julius Firmicus Maternus y Clemente de Alejandría entre otros escritores cristianos antiguos sostenían que Atenea representaba todo lo detestable del paganismo y la tachaban de modesta e inmoral, sin embargo muchos atributos de Atenea se le concedieron a la Virgen María como las representaciones del siglo IV donde en muchas ocasiones aparecía con el Gorgoneion. Durante el renacimiento muchas pinturas alegóricas presentan a Atenea como protectora de las artes y del trabajo siendo una de las favoritas de los artistas italianos.

Sandro Botticelli en su pintura de alrededor de 1480, Palas y el Centauro representa a Atenea como símbolo de la castidad sujetando un mechón de cabello al centauro que simboliza la lujuria.  El triunfo de las virtudes (también conocido como Minerva expulsando a los vicios del jardín de virtud) de Andrea Mantegna representa a Atenea persiguiendo a la ociosidad y protegiendo a Artemisa, la diosa de la castidad, de ser violada por el centauro.

Durante los siglos XVI y XVII Atenea simboliza a las mujeres gobernantes. En el libro Una revelación de la verdadera Minerva de Thomas Blennerhassett se dice que la Reina Isabel I de Inglaterra es “una nueva Minerva”. Rubens representa a Atenea como mentora de Marie de ‘Medici representándola también con los atributos de la diosa como una reencarnación mortal. Catalina II de Rusia es representada como Atenea en un busto de 1774 esculpido por el escultor alemán Tassaert.

Las estatuas de los dioses paganos fueron derribadas durante la Revolución francesa exceptuado a las de Atenea, al contrario, Atenea se convirtió en símbolo de la libertad y la república y una estatua de ella se colocó en el centro de la Plaza de la Revolución en París.

En la actualidad

Para la celebración del centenario de Tennessee, Estados Unidos en 1897 se construyó una réplica tamaño real del Partenón junto con otros monumentos antiguos como las pirámides de Egipto. La idea era desmontar todas las obras una vez concluye la exposición, pero la réplica del Partenón causó tan buena impresión que la ciudad de Nashville decidió conservarlo.

Pero como la intención era desmontarlo los materiales utilizados no eran los adecuados para una obra permanente, por lo que en 1920 se demolió y se construyó otra versión de hormigón, mucho más fiel al original. En 1990 se le incorporó una réplica hecha de hormigón y fibra de vidrio de más de doce metros de altura de la Atenea Partenos de Fidias.

El sello oficial del estado de California, Estados Unidos tiene una imagen de Atenea arrodillada junto a un oso pardo. Frente al Parlamento Austriaco en Viena se encuentra una estatua de Atenea. Símbolos de la libertad como la Estatua de la Libertad y Britania fueron inspirados por Atenea.

En muchos edificios pertenecientes a gobierno y parlamentos de América y Europa se encuentra figuras de Atenea Sigmund Freud contaba entre sus posesiones más valiosas una estatuilla de Atenea en bronce que siempre tenía sobre su escritorio. El neurólogo austriaco describió a Atenea como:

“una mujer inaccesible y que repele todos los deseos sexuales, ya que muestra los genitales terroríficos de la Madre”.

¡No te vayas sin antes leer los siguientes artículos!

(Visited 775 times, 1 visits today)

Deja un comentario