Leyenda del Dragón Chino, significado, tipos y más

La rica y colorida mitología china nos regala un ser legendario y poderoso, dador de buena fortuna y emblema de emperadores, el Dragón chino. Conozca todo sobre él, en este interesante y mitológico artículo.  No se lo pierda, seguro le parecerá un tema único.

DRAGÓN CHINO

El dragón chino

Se consideran tranquilos y heraldos de buena fortuna, a diferencia de sus iguales en occidente, a quienes las historias les describen como aterradores y agresivos, exhalando fuego a su paso.

En este país asiático las historias relatan que el dragón tiene poderes que controlan los fenómenos meteorológicos, por ejemplo, son capaces de invocar la lluvia durante una sequía.

Su imagen misteriosa está presente en cualquier momento y lugar de la cultura China, se les tiene mucha estima sobre todo porque tienen la facultad de espantar espíritus malévolos y dar protección y resguardo a los inocentes.

Suelen representarse flotando en el cielo como una gran serpiente, que danza entre las nubes y juega con una hermosa perla que llamea, una especie de fuente de poder para ellos y que además les permite ascender a su mundo divino y regresar a la tierra cunado quieren.

La figura de los dragones en la cultura de la nación china, simboliza la amabilidad, la sapiencia y el poder. Es emblema del folclore y el arte chino, presente desde tiempos inmemoriales en muchos proverbios, documentos, templos y santuarios.

Es protagonista también de mitos y leyendas, festivales y piezas artísticas, además es mencionado en la astrología, las artes en general, nombres de libros, películas, dibujos animados, obras de teatro y cómics, empresas y comercios, en nombres comunes y artísticos, entre otras cosas.

DRAGÓN CHINO

Significado del dragón chino

La termino dragón se origina de la palabra griega drakón, que a su vez proviene de dérkomai, se traduce algo muy similar mirada fija o mirar fijamente, tal como los hace una víbora.

Los dragones son figuras antiguas que se encuentran entre las criaturas mitológicas más populares del mundo, tanto en oriente como en occidente.

Como ya mencionamos anteriormente, el dragón chino tiene una significación totalmente diferente al dragón que se conoce en tierras occidentales, agresivo, destructivo, malvado, codicioso y temperamental.

Mientras que en las culturas de Europa el dragón es una criatura envuelta en  maldad y fiereza, que exhala llamas, el dragón chino es insignia de espiritualidad y tradición.

El dragón chino representa la abundancia, riqueza, el curso favorable de la vida y la buena suerte, se considera una divinidad de la lluvia, capaz de promover la armonía.

Estos seres simbolizan la suerte, la buena fortuna, el poder y la nobleza del alma, además de propiciar un ambiente favorable y armonioso, es decir todo lo contrario a las historias y las descripciones que son populares en cuentos y leyendas en Occidente.

Se asocian a la fuerza vital, vinculados al clima y fenómenos meteorológicos, la naturaleza y la fertilidad, sobre todo por el control sobre la lluvia, los ríos, los lagos y los mares, es decir todo cuerpo de agua indispensable para la vida.

¿Cómo es un dragón chino?

Las representaciones de los dragones chinos suelen revelar una criatura con un cuerpo largo similar a un reptil, con garras afiladas semejantes a las de un águila, una gruesa capa de escamas y una melena semejante al gran félido africano, conocido como león.

No es tan similar a un dinosaurio como suelen ilustrar las figuras de este tipo que se conocen en Occidente. Estos seres no cuentan con alas, pero aun así pueden volar a sus anchas por el cielo.

Tampoco escupen fuego, pero pueden convocar lluvia, tienen una relación especial con el elemento agua, pues viven en el fondo de mares, ríos, lagos o en cualquier otro entorno acuático.

Ciertamente existe una gran variedad de dragones chinos que aun siendo diferentes comparten características y rasgos, que suelen cambiar de algunos textos a otros.

Entre los rasgos más comunes están los cuernos de ciervo, la cabeza de un camello, los ojos de demonio, cuerpo de serpiente, abdomen de berberecho, escamas de carpa, las garras de águila, las patas de un tigre y las orejas de un buey.

Se dice que tantas características diferentes en un ser, se debe a que cada una simboliza aspectos del espíritu del dragón, por ejemplo, las patas del tigre que son la representación de la justicia y la destreza.

Son seres espirituales que tienen la fuerza y la voluntad para ejercer control sobre el elemento agua, puede producir y moderar la lluvia, las inundaciones y diferentes eventos naturales, unos tan hermosos como el arco iris.

Algunos le atribuyen la fortuna y la suerte, sea buena o mala, el traslado del los espíritus de la raza humana hasta la otra vida y en muchos casos el animal mas cercanos a ciertas divinidades y figuras de poder.

Pero una de las características más importantes de este ser es su capacidad de transformación, representando la mutación y la adaptabilidad.

Cambiar su forma física es una habilidad que se le atribuyen en relatos e historias antiguas, asegurando que era sumamente difícil y hasta poco prudente, identificar a un dragón única y exclusivamente por su apariencia.

En China este ser mitológico suele describirse por su personalidad, pues esta es constante, es decir no cambia independientemente de su forma física.

Los dragones chinos suelen ser benévolos, sabios y portadores de gran poder, por lo que pueden ser peligrosos si se les irrespeta, pero ante todo son inherentemente buenos.

El dragón chino es muy sabio, vital, enérgico y en cierta medida ambicioso. Estas cualidades, más una divinidad innata y un increíble poder espiritual, son las que realmente definen al dragón chino.

¿Existe el dragón chino?

Durante la Edad Media las personas tenían la firme creencia que estos míticos seres existían. Los dragones fueron, aunque usted no lo crea,  descritos, documentados y clasificados por algunos naturalistas de la época.

Esto aunado a que muchos profesionales dedicados a la paleontología hallan osamentas de gran tamaño, que fueron expuestas como parte de los restos de algunas especies de dragones.

Sin embargo, hoy en día se cree que estos huesos de gran tamaño pudieron ser de algún dinosaurio u otra criatura gigante que habitara en los medios acuáticos.

Actualmente la ciencia afirma que los dragones no existieron solo en la imaginación del colectivo y que forman parte del mismo universo mágico que las hadas, unicornios, elfos y trolls. Siendo para muchas culturas, sobre todo la occidental un símbolo de terror y peligro.

Estas criaturas son seres de leyendas, míticas, no existen en la vida real o por lo menos no hay evidencia puede probar lo contrario hasta el momento.

Sin embargo, su figura se encuentra con frecuencia en varios aspectos de la cultura de esta nación, que van desde cuentos y otros relatos sobre los antepasados ​​de los chinos, hasta los amuletos de la suerte.

Actualmente puede apreciarse en algunas celebraciones y festivales, muestras de arte o la astrología y quizás lo mencionen en algunas conferencias, el dragón chino vive a través de la cultura y la tradición.

También existen varias especies del reino animal que en la actualidad llevan el nombre de dragón, sin estar relacionados en nada o muy poco con la figura popular de este ser legendario, por ejemplo:

-El tordo amarillo o dragón, es un ave sudamericana de color amarillo, con el dorso, las alas y  la cola negra, que habita en pastizales principalmente.

-El Stomias boa o pez dragón, tiene el cuerpo largo y plano, habita en el fondo del mar y se caracteriza por su gran cavidad bucal y dientes tan largos y filosos que no puede cerrarla.

-El lagarto Draco volans o dragón volador. que tiene pliegues de piel a los lados de sus costillas que al desplegar parecen alas, que le permiten planear.

-El curiosos pez marino llamado dragón de mar o  foliáceo, con prolongaciones en su cuerpo muy parecido a hojas que le dan aspecto de alga.

-Pez serpiente calamita o pez dragón chino, como su nombre lo indica tiene aspecto de víbora y suelen confundirlo con una anguila, tiene mala visión, carece de aletas y en cambio posee tentáculos para detectar el alimento.

-Dragón de la Patagonia, un interesante insecto color negro, de aproximadamente un centímetro y medio que hace vida comúnmente  en la zona superficial de los glaciares, pero que puede desplazarse y sobrevivir a profundidades de mas de treinta metros, en las heladas  aguas de la Patagonia.

-El dragón de Komodo, un lagarto de gran tamaño, cola muy gruesa, musculoso, mordida letal y saliva tóxica, asociado estrechamente con la figura del dragón occidental.

-La Lamproptera meges, mejor conocida como la mariposa Cola de dragón verde, es una especie muy hermosa que tiene su hábitat en los bosques indios, chinos, malasios, indonesio y  filipino.

-El Pheidole drogon, es llamada también hormiga dragón, habita en Papúa Nueva Guinea y fue hallada por los científicos en el 2016. Catalogada como una hormiga espinosa, de gran tamaño pero que a pesar de su nombre y aspecto, no suele ser agresiva.

Dragón chino en la historia 

En la sociedad feudal de este país, el dragón chino era el emblema de la soberanía de los emperadores y todos los elementos relacionados o unidos a él estaban reservados única y exclusivamente para el poder del imperio.

Es decir que para esa época las personas del pueblo, considerada como personas comunes no podían tener objetos decorados con dragones.

En la china imperial, los emperadores máxima autoridad de ese entonces, fueron identificados como los hijos de los dragones, que recibían los mandato y órdenes del cielo.

Estos antiguos gobernantes llamaron a sus hijos semillas de dragón, mientras que llamaron a sus prendas y su trono, respectivamente, túnicas de dragón y trono de dragón.

El dragón, reina no solo en China y los demás países de este continente, sino que también sigue siendo omnipresente entre los asiáticos que viven en el extranjero, donde se han convertido en el representante de sus culturas.

Los dragones han sido símbolo de tenacidad y vanguardia desde los tiempos antiguos, en el caso del dragón chino ha evolucionado de una criatura imaginaria a un símbolo de un espíritu pionero e inquebrantable que han adecuado a nuestro tiempo.

A diferencia de lo que sucede en Occidente, donde el Dragón casi siempre es exponente de antivalores y ha interpretado en historias y leyendas, el enemigo encarnado en un animal terrible y despiadado, al que se le ofrecían sacrificios humanos.

El dragón occidental que, utilizado en la iconografía católica o en la literatura, representaba los vicios y pecados humanos, la maldad y la avaricia, contra los que un Santo o Príncipe que representaba al bien, luchaba y derrotaba.

Por el contrario, el Dragón, goza de una mejor reputación en Oriente, aunque no siempre sean positivos, pues se asocian eventualmente a ciertas conductas belicosas.

En general, los dragones chinos se representan como serpientes de cuatro patas, aunque no faltan imágenes que los retraten más como tortugas o peces, pero siempre poderosos, teniendo control del agua, por ende, de la lluvia, además los tifones y las inundaciones.

Para la cultura asiática, el dragón es símbolo de poder, fuerza y ​​excelente fortuna para las personas que lo merecen, tanto, que en tiempos de antaño los emperadores empleaban la figura del dragón chino como símbolo de su fuerza, ​​poder y tenacidad.

En la mitología de esta nación los dragones actúan también como el vehículo o remolque para deidades, como el Padre del Este y la Reina Madre del Oeste.

Las historias sobre este mítico dragón se remontan a tiempos muy antiguos, en registros del libro llamado Zhōu Yì (周易), donde se relata que las grandes nubes oscuras que aparecían en el cielo, los relámpagos y los truenos eran causados por estos animales con poderes sobrenaturales.

A lo largo de los siglos, el dragón adquiere una forma cada vez más fantástica, y el emperador se identifica con su imagen: Liu Bang, el fundador de la dinastía Han, de hecho, afirmó haber sido concebido después de que su madre soñara con un dragón.

Este animal se convirtió en el símbolo de la autoridad absoluta del emperador, tanto que fue representado en los lingotes de plata que servían como moneda y en el trono imperial, llamado precisamente «Trono del Dragón».

La relación entre los monarcas y el dragón chino inicia durante la dinastía Qin entre el 221 y el 206 antes de Cristo, gracias al mandatario Qinshi Huangdi (秦始皇帝)que cambió su nombre al de Zǔ Lóng el Primer Dragón (祖龙).

Luego durante la dinastía Han  entre el 206 antes de Cristo y el  220 después de Cristo, Liu Bang (刘邦)se conoció como el Hijo del Dragón.

A partir de ese momento los emperadores se conocieron como hijos del dragón, asignados por los propios dioses para reinar el país con sus derechos divinos.

Su condición sobrenatural se recalca en los edictos imperiales cada vez que se podía,  que se encabezaban siempre igual: “Según mandato del Dios Dragón, el emperador dictó una orden real”.

Es obvio que todos los que rodeaban al monarca fabricaron historias que vinculan a los emperadores de turno con el dragón chino.

En el siglo XI, se aprecia el símbolo del Dragón en diferentes decoraciones, pinturas, cofres, sombrillas, colmenas, túnicas y ropas de las personas importantes de la corte y sus siervos más leales.

El dragón de tres garras ya era visible en las túnicas Tang entre el 618 y el 907 y se convirtió en un elemento constante durante la dinastía Yuan entre 1279 y 1367.

Ciertas leyes que intentan regular el consumo y el lujo, conocidas como leyes suntuarias y que fueron promulgadas en el siglo XIV, dieron autorización a nobles y altos funcionarios a usar las túnicas decoradas de dragones bordados.

Cada vestimenta era diferente según su posición y reservando los dragones de cinco garras para los emperadores y algunos príncipes.

A partir de la dinastía Ming entre 1368 y 1644 y durante la dinastía Qing de 1644 a 1911 sobre todo, las túnicas de gala semioficiales conocidas como túnicas de dragón, se usaban con mucha frecuencia.

Pero lo más extraño e intrigante es que los habitantes de este país no se enteraron sino hasta el inicio de la época moderna, que este mágico animal que nadie vio, pero que todo el mundo conocía era irreal, un ser que realmente nunca existió.

Imágenes del dragón chino

En la tradición china se emplea mucho la palabra «dragón» en la composición de los nombres.  El carácter chino del dragón es 龙 y se pronuncia lóng .

Famosos actores adoptaron este carácter como parte de su nombre de profesión, tales como Jackie Chan (成龙 Chénglong que quiere decir convertirse en dragón y Bruce Lee (李小龙 , que se traduce como el pequeño dragón.

Son un símbolo poderoso, que algunas personas con un carácter particularmente fuerte aprecian tener como tatuajes en diferentes partes del cuerpo.

Podemos verlos en toda china integrados en la decoración, ejemplos puntuales de esto son alguno lugares muy concurridos, tales como en los viejos edificios imperiales de la Ciudad Prohibida.

Al ingresar a la Ciudad Prohibida, se pueden admirar representaciones de dragones chinos en casi todos los puntos de la misma.

Por ejemplo,  en el techo dorado, en el piso de piedra, en las decoraciones del trono imperial, en el  grabado de las columnas y las barandillas de madera, entre otras cosas.

Los nueve hijos del dragón chino son motivos muy utilizados en decoraciones tradicionales, siendo la representación de los mitos donde se asegura que el dragón tuvo nueve descendientes, cuyas ilustraciones son ampliamente utilizadas en decoraciones arquitectónicas, sobre todo en los palacios imperiales.

 

Los nueve hijos del Dragón Chino que aparecen regularmente en los ornamentos y esculturas de los edificios, son nueve crías del Rey Dragón, cuyas formas son repetitivas en los adornos de la china imperial, cada uno diferente y con su propio nombre:

Bixi (赑 屃 Bìxì) Es un anciano, en forma de tortuga con dientes afilados, que le agrada cargar objetos pesados ​​y a menudo lo representan en monumentos y tumbas.

Qiuniu (囚 牛 Qiúniú): Es un dragón con escamas amarillas, suele amar la música y sobresale en ella, es comúnmente grabado en instrumentos musicales.

Yazi (睚眦 Yázì): Tiene el abdomen como una serpiente y cabeza de leopardo, suele pelear y matar. En las decoraciones generalmente se representa con una espada.

Chaofeng (嘲 风 Cháofēng) : Su naturaleza es aventurera y su imagen se encuentra en  los bordes de los techos.

Pulao (蒲 牢 Púláo): Él es conocido por su fuerte llanto y con frecuencia es tallado e incrustado en las manijas de las campanas.

Chiwen(螭 吻 chīwěn): Este descendiente  vive en los océanos, aullando placenteramente y alimentándose de otras criaturas. Con frecuencia es colocado en los extremos de la cresta del techo.

Bi’an (狴 犴 Bì’àn): Es admirador y amante de la justicia, a menudo aparece de pie en las puertas de las cárceles.

Suanni (狻猊 Suānní ): Tiene una forma similar a los leones y le agrada reposar con las extremidades inferiores cruzadas, rodeado de nubes de incienso. Se utiliza como base para la creación de porta incienso y decoración de los asientos en los templos budistas.

Fuxi (负 屃 Fùxì): Esta figura es la que más se asemeja al clásico dragón chino, generalmente representado en piezas de piedra o en lozas.

En los bordados en vestidos imperiales y algunas reliquias antiguas, se puede admirar imágenes de dragones chinos. La magnífica ropa imperial generalmente fue bordada con dragones chinos y aun cuando todas parecen idénticas y recurrentes, no es así.

Al observar con cuidado el color, los gestos y la cantidad de dedos de los pies de los dragones, podrá apreciar la diferencia en cada pieza. El modelo de dragón bordado en la túnica imperial tiene cuatro patas, cada una con cinco dedos.

Por el contrario, en la túnica de los vasallos el bordado solo tiene cuatro dedos en cada pata, una diferencia que deja claro la supremacía y poderío de los antiguos emperadores.

Como es fácil de imaginar y suponer este ser mitológico, tiene una historia muy rica, variada y hasta compleja, teniendo representaciones distintas con el paso de los años.

En los diferentes relatos de esta civilización las imágenes del dragón tienen características distintas, pues existen varios tipos, siendo el más popular y famoso el dragón en forma de serpiente.

En los textos clásicos de China se han encontrado y analizado más de cien nombres de dragones, todos tan antiguos como su cultura. Una gran cantidad de estos nombres tienen el sufijo «long» o largo, entre los más usuales encontramos:

-Tianlong o dragón celestial, es el encargado de resguardar los palacios del mundo divino y tira de las carrozas y carros de las deidades. Es el nombre de una constelación.

-Shenlong  o dios dragón, es la divinidad del trueno y encargado de controlar el clima. Su apariencia es bien particular, tiene cabeza humana, cuerpo de serpiente y estómago similar a un tambor.

-Fuzanglong o dragón del tesoro escondido, un guardián subterráneo de metales preciosos y joyas, asociado con volcanes.

-Dilong el que controla los ríos y mares de este planeta, dueño y señor de las aguas, su nombre también designa a la lombriz de tierra.

-Yinglong o el dragón que da respuestas, es un ser con alas que las personas relacionan con la lluvia y las trágicas inundaciones, se dice que fue aliado del famoso Emperador Amarillo en el asesinato de Chi Tu.

-Jiaolong o cocodrilo dragón, este tipo no posee  cornamenta o piel escamada, se dice que es el líder y señor de todas las especies acuáticas.

-Panlong  es el  dragón del lago, se le conoce como el dragón en espiral que no ha subido al cielo.

-Huanglong o dragón amarillo, es el emblema del Emperador, esta especie no posee cuernos.

-Feilong el dragón volador, es una figura alada, libre y enérgica, que cabalga sobre las nubes y la niebla, que le sirven de camuflaje.

-Qinglong, Blue Dragón o Dragón azul del Este, aquel que simboliza el Oriente en los cuatro símbolos o constelación china.

-Qiulong o dragón rizado, esta fiera figura es bastante contradictoria, pues algunos lo definen como un dragón cornudo, temido por su poder físico y dominio sobre el fuego.

-Zhulong o Zhuyin, conocido como el dragón de la antorcha o la oscuridad iluminadora, se consideraba más que un dragón una deidad solar roja y gigante. Lo describen como en las leyendas como una figura con cara y cuerpo de víbora, que crea vientos estacionales con su aliento.

-Chilong o demonio dragón que habita en la montaña, es de las figuras que no tienen cornamenta.

-Longwang  o gobernantes divinos de los Cuatro Mares, se conocen como figuras divinas que provocan la lluvia y que además auxiliaban y daban protección a los que recorrían los mares.

-Longma o Dragon horse, se dice que surgió del fondo del río Luo y reveló los principios de Bagua a Fu Xi emperador de la China Antigua.

El Bagua es el famoso símbolo integrado por ocho trigramas, que manda y dirige sobre las leyes universales, el orden del planeta, los fenómenos naturales y la raza humana,

-Hong  o arco iris, es un dragón bicéfalo, muy similar a la serpiente arcoiris de otros relatos.

-Shen, conocido como la almeja gigante. es un ser que no es del todo dragón o monstruo marino y que cambia constantemente, por lo que muchos afirman que crea espejismos y visiones.

-Bashe, este dragón es en extremo gigante, que se alimentaba de elefantes y era muy parecido al conocido pitón, las famosas y temidas serpientes constrictoras.

-Teng o Tengshe, el famoso dragón que recorre el firmamento y pareciera flotar, pues no tiene alas, ni patas, le conocen como serpiente voladora.

Se cree que la imagen más antigua de un dragón es un objeto arqueológico descubierto en el año 2005,  en la tumba de algún noble en el área palaciega de Erlitou  en Henan,  zona  en la que se cree esta la antigua capital de Xia.

La edad de este dragón se estima en unos  3700 años y se compone de una dos mil piezas de turquesa. A este hallazgo se le han sumado otros objetos antiguos con forma de dragón en la China actual, pero en regiones periféricas. 

Los eruditos chinos clasificaron a estos seres mitológicos de diferentes formas, por ejemplo en la época del emperador Huizong de la dinastía Song, se catalogó a cinco dragones de diferentes colores como la representación de los reyes, de la siguiente manera:

  • Espíritus del dragón azul o Qinglong, simboliza los espíritus de aquellos monarcas que se caracterizaban por la compasión, les rodea una energía pura, habitan en el Este, se asocian a la llegada de la primavera y pueden ver el futuro.
  • Almas del Dragón Vermilion o Chilong, realeza que otorga bendiciones a los lagos, suelen habitar en el Occidente y son capaces de generar tormentas cuando pelean, tal como ocurre con los dragones negros.
  • Espíritus del dragón amarillo o Huanglong, estos amados monarcas son los que atienden todas las peticiones y súplicas, no se dejan ver con frecuencia, solo cuando son necesarios y suelen ser muy solitarios.  Pero en la cultura china eran muy apreciados y conocidos.
  • Entidades del dragón blanco o Bailong, símbolo de la muerte, estos se caracterizan por la virtud y la pureza, no son comunes considerados una rareza. Habitan en el sur.
  • Espíritus del Dragón Negro o Heilong, Suelen hacer vida en las zonas profundas de las aguas místicas del Norte, pero salen al combate a lo largo y ancho del cielo provocando terribles tormentas. Estos pueden tener una existencia larga, hasta de  mil años.

El dragón en la astrología

En el horóscopo chino, cada año de doce meses es regido por un animal, en un ciclo de doce años del calendario lunar, asociamos uno de los 12 animales de la mitología china.

 

El dragón es uno de los doce animales que se emplea para indicar las características de un año en el zodiaco chino. El signo del dragón chino en el zodíaco rige a las personas nacidas en 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012 o 2024.

En esta cultura se cree que cada animal se relaciona con ciertas particularidades y características de la personalidad de las personas nacidas en ese lapso de tiempo.

Atendiendo a esta creencia el año del Dragón suele uno de los predilectos para tener descendencia, por lo que existen una mayor cantidad de personas nacidas en este año, que en los años que son regidos por otro animal del zodiaco.

Se dice que los individuos nacidos bajo el signo del Dragón chino gozan de buena salud, son enérgicas, vitales, inteligentes, emprendedoras y tenaces.

Pero también se caracterizan por la impulsividad, la obstinación y su incapacidad para aceptar un error o una derrota, suelen tomar este tipo de circunstancias de mala manera.

Dragones en la astronomía china

En la antigua astronomía china, la eclíptica del cielo, es decir la línea curva imaginaria que recorre la luna vista desde la tierra, estaba dividida en cuatro secciones.

Cada una de estas secciones contenía siete mansiones y juntas forman las veintiocho mansiones, que se  pueden observar como equivalentes a las constelaciones zodiacales en astronomía occidental. Pero estas muestran o exhiben el movimiento de la Luna a través de un mes sideral, en lugar del Sol en un año tropical.

Esto permitió a los antiguos chinos marcar las posiciones de viaje del Sol y la Luna, así como determinar el tiempo y las estaciones. Cada fracción del cielo está asignada a una criatura mitológica, conocidas colectivamente como los Cuatro Símbolos.

Estas criaturas son el Dragón Azul del Este, el Tigre Blanco del Oeste, la Tortuga Negra del Norte y el Pájaro Bermellón del Sur. Además de su importancia astronómica, cada uno de los Cuatro Símbolos está rodeado de varias asociaciones míticas.

Según la evidencia arqueológica encontrada, la idea de los Cuatro Símbolos puede haber existido ya en el período neolítico de China, es decir hace un poco más de seis mil años.

Esto se basa en algunas conchas de almejas y huesos que forman las imágenes del Dragón Azul y el Tigre Blanco que se encontraron en una tumba en Henan.

Además, se afirma que uno de los artefactos del mausoleo del marqués Yi de Zeng  que data aproximadamente del 433 antes de Cristo, es una especie armario pintado de laca, que presenta los patrones de los Cuatro Símbolos y las 28 mansiones.

Los cuatro símbolos representan ademas de lo explicado anteriormente, las cuatro estaciones, los cuatro puntos cardinales y cuatro elementos. Cada bestia tiene características distintas e interesantes, muy mencionadas en la mitología de esta nación asiática:

El Dragón Azur o Azul

Es la criatura mitológica del Este, según la astronomía china, porque cuando las siete mansiones en esa área conocidas como: Cuerno, Cuello, Raíz, Habitación, Corazón, Cola y Cesta de Aventar se unen, forman su silueta.

Este dragón chino no tiene relación con el emblema del emperador, el dragón amarillo. Azur corresponde a la temporada de primavera y se considera la cabeza o líder de los Cuatro Símbolos, pues para los chinos  el dragón es el animal más noble.

Aunque los dragones chinos se asocian comúnmente con el agua, el Dragón Azur es una excepción, ya que su elemento es la madera.

Ciertamente en la mitología china, es considerado como una criatura temible y poderosa,  sin embargo los dragones chinos en general son justos, benevolentes y portadores de riqueza y buena fortuna, a diferencia de sus contrapartes occidentales.

Tigre Blanco

La criatura mitológica en Occidente es el Tigre Blanco, y sus siete mansiones son las Piernas, Unión, Estómago, Cabeza peluda, Red, Pico de tortuga y Tres estrellas.

El tigre blanco corresponde a la temporada de otoño, siendo su elemento el metal. Esta bestia mitológica se consideró como el Dios de la Guerra. protector y defensor, no solo de enemigos mortales, sino también de espíritus malignos.

Tortuga Negra

En el norte, la criatura mitológica es la Tortuga Negra a quien también se le llama Guerrero Oscuro y sus siete mansiones son el Cazo, el Buey, la Niña, el Vacío, la Azotea, el Campamento y el Muro.

Este ser mítico corresponde a la temporada de invierno y su elemento es el  agua y se asocia comúnmente con la longevidad y la sabiduría, virtudes que se atribuyen por tradición a todas las tortugas en la mitología china.

Ave Bermellón

Es la criatura mitológica en el sur y comúnmente se le denomina Ave Fénix pues son muy parecidos, símbolo de buena suerte y representante del elemento fuego.

Sus siete mansiones son: Pozo, Fantasma, Sauce, Estrella, Red extendida, Alas y Carro. El Ave Bermellón es la bestia que corresponde a la temporada de verano.

Al igual que el ave fénix se asocia tradicionalmente con el conocimiento y se considera un ave majestuosa,  de gran nobleza y de mucha elegancia, tanto en sus formas, como en su imponente aspecto bermellón.

Dragones en las artes

El dragón chino ha sido protagonista en las artes, no solo en Asia, sino en el mundo entero, murales, postales, vasijas, esculturas, películas, etc.

En películas

Tiger and Dragon, es el título de una película muy popular sobre peleadores y héroes, donde las artes marciales son un gran atractivo. Dirigida por Ang Lee y llevada a la gran pantalla en el año 2000, su distribución estuvo a cargo de  Columbia Pictures.

Con un presupuesto de diecisiete millones de dólares, esta película recaudo cerca de doscientos catorce millones, lo que se puede considerar un éxito en esta industria.

En la ópera china

La ópera China es considerada una verdadera obra de arte que integra magistralmente la interpretación y el canto. Originada en Pekín se extendió y popularizó en todo el país, convirtiéndose en un atractivo irresistible.

Muchos espectáculos de la ópera incluye al dragón en sus títulos y personajes, además es común ver su símbolo y figura en los vestidos imperiales en ciertos montajes, cuando la escena tiene lugar en una familia imperial.

Danza del dragón

La Danza del dragón es un baile tradicional que se realiza durante las celebraciones del Año Nuevo y otras festividades en esta nación asiática.

Es una parte imprescindible y esencial de las fiestas, pues los desfiles de dragón son los que inician el día de Año Nuevo, cuya celebración se prolonga por los quince días siguientes, cerrando con el Festival de los Faroles.

Generalmente consiste en un dragón que puede medir un poco más de setenta metros, con una estructura construida en bambú y cubierto con una tela brillante, que se mueve y danza gracias a los bailarines que los sostienen.

Los dragones en los festivales chinos

Este ser mitológico está presente en gran cantidad de festivales, ya sea en muestras de teatro, danza o entretenidas competencias de botes. También en numerosas festividades tradicionales que se remontan a cientos de años atrás.

La Fiesta de Dragón de Primavera

Conocida también como la Fiesta de la Cabeza de Dragón, se celebra el segundo día de febrero, época en que comienza la lluvia y que según la creencia popular se debe a que el Rey Dragón que rige el agua, alza su cabeza para regalar el agua y con ella la buena cosecha.

El día de la Fiesta de Dragón de Primavera, los habitantes de las zonas del norte de China rinden tributo al Rey Dragón, para esto acuden al río muy temprano en busca de agua clara y fresca que llevaran a su casa, dejando un rastro de gotas por todo el camino que el dragón puede seguir.

Luego es muy común encender alguna velas, el tradicional incienso y además golpear con una vara las vigas de la casa para despertar y  llamar al dragón.

Algunas familias del norte tienen por costumbre prohibir a sus hijas casadas quedarse en la casa familiar con sus padres durante el primer mes del calendario lunar. El día de esta fiesta sus padres pueden ir a buscarlas o recogerlas para que visiten nuevamente la casa paterna.

Ademas es un día donde todos comen todo tipo de platos que  lleven el término dragón, tales como  los jiaozi conocidos como ravioles chinos llamados también orejas de dragón, el huntun conocido como ojos de dragón y los tallarines.

También se preparan palomitas de maíz o granos de soja amarilla fritos con azúcar.  Todo esto con la finalidad de demostrar al Rey Dragón el deseo de abundancia, una vida próspera y una buena cosecha.

Festival del Bote del Dragón

Conocida como la Fiesta Duanwu,  incluye las populares carreras de botes de dragones, suelen ser coloridas y entretenidas carreras donde los protagonistas son los botes, que están decorados con diferentes modelos de dragón chino.

La actividad generalmente atrae a muchos espectadores entusiastas ya sean locales o extranjeros que aprecian el folclore o que sienten afinidad por el tradicional Festival del Bote del Dragón.

Durante esta festividad se llevan a cabo diversas actividades que son parte de una antigua tradición, estas incluyen obviamente las competiciones de botes de dragón, degustar el zongzi un popular pastel de arroz con diferentes rellenos y envuelto en hojas de bambú, poner la hoja de Ai, entre otras cosas.

Leyendas

Varias leyendas muy populares de esta cultura sobre el origen de los dragones han aparecido a lo largo de la historia de China, entre estas los descendientes de los mismos, el culto del tótem, etc.

Una de las más conocidas es la del Emperador Amarillo Huangdi quien fue un legendario jefe tribal y supuestamente  descendiente de un dragón, que organizó una serie de batallas contra nueve tribus asentadas en el valle del río Amarillo.

Salió victorioso de cada uno de estos conflictos e incluyó el emblema del tótem de cada una de ellas en su propio tótem de dragón, para convertirse en uno solo. Por esta razón el dragón tiene atributos de otras nueve criaturas:

  • Ojos de camarones
  • Cornamentas del venado
  • Hocico y boca abierta del toro
  • Nariz del perro
  • Bigotes del pez gato
  • Melena del león
  • Cola de la serpiente
  • Escamas del pez
  • Garras del águila

Los Cuatro dragones chinos

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo un pueblo padecía de una gran sequía, pues no había llovido durante un largo periodo.

Desesperados, sus habitantes pidieron a los cuatro poderosos, el Dragón perlado, el Dragón Negro, el Dragón Amarillo y el Gran Dragón que trajeran agua para sus sembradíos.

Sin embargo, estos cuatro legendarios dragones sabían que esta obra no era de su competencia y fueron a comunicárselo al Emperador de Jade, quien les supera en poder, pero no en benevolencia, por lo que no dio respuesta a sus peticiones.

Ante tal indiferencia, los dragones que, si querían ayudar a este urgido pueblo no dieron importancia al posible castigo del emperador.

Cada uno invocó sus poder y sin vacilar las aguas respondieron a sus amos. Hicieron que parte del mar llegará a estas tierras para que sus cultivos crecieran y se fortalecieron.

El Emperador de Jade al enterarse de semejante acto de desobediencia les condenó a permanecer por toda la eternidad bajo las montañas.

Sin embargo los cuatro dragones decididos a no desamparar al pueblo chino, se transformaron en agua y formaron los cuatro cursos de agua más importantes de este país: el Heilongjian, el Huanghe, el Changjiang y el Zhujiang.

Adorador de dragón

Aun cuando esta leyenda no es tan popular, tiene un encanto muy particular que raya en el misterio y el misticismo.  Existía en tiempos de antaño un hombre de familia noble, que tenía una gran obsesión con el dragón chino, haciendo que su figura estuviera en todo lo que le rodeará.

Desde detalles muy simples hasta los objetos más esplendorosos llevaban el símbolo del dragón chino. Se casó con una dama de ese signo en el año regido por este animal. Todo estaba relacionado con el dragón chino.

La obsesión era tan grande y perturbadora que la historia se extendió por todo el reino y llegó a los oídos del rey dragón, quien llenó de sorpresa, curiosidad y hasta un poco de agradecimiento decide bajar de su reino divino para visitarlo, con la idea de asombrar a este leal súbdito.

Realmente el gesto dejó pasmado al hombre que se desmayó al sentir el magnetismo y poderío del dragón. El ser legendario quedó desilusionado, pues esperó más de alguien que tanto gustaba de la representación de su especie.

El hombre amaba y veneraba algo que no conocía, pero al verlo palideció de miedo. Quizás la enseñanza de la historia es que no se debe juzgar de ninguna manera, algo que no conoce.

La perla del dragón

En épocas antiguas, muy antiguas existía un dragón que habitaba en la parte más alta de una montaña, una de esas cumbres que se pierden entre las nubes.

Es dragón se hallaba feliz, pues su existencia era apacible y porque además tenía un gran tesoro que guardaba con celo, una perla muy hermosa y de tamaño sin igual, una perla gigante que nadie jamás había visto, pero de la que se relataba en innumerables leyendas.

Esas historias llevaron a muchas personas a esta cumbre con la intención de robarla, pero el astuto dragón lograba siempre preservarla de esos cazas fortunas.

Sin embargo, la historia llegó a oídos del emperador, quien consideró que sólo él podía ser propietario de ese tesoro y mostrando su soberbia y ambición desmedida envió a su hijo a buscar la perla en esa cumbre lejana.

El joven partió con un grupo de soldados en busca de la perla en lo alto de la montaña, no sin sufrir de muchas penurias por ese largo camino.

Con mucho esfuerzo el hijo del emperador llegó al lugar y planificó la forma de obtener la perla y regresar con ella, sano, salvo y una manera rápida. El joven se le ocurrió que lo mejor sería emplear una cometa y sin dudar pasó días diseñando la misma. 

Una vez lista, el joven esperó la noche y emprendió el vuelo hacia la cumbre mientras el dragón estaba hundido en un profundo sueño. Este intrépido muchacho logró robar la perla del dragón y se marchó a toda prisa con los soldados.

Al amanecer el dragón despertó y se percató que su preciado tesoro no estaba, enfurecido levantó el vuelo buscando a los ladrones, quienes a bordo de un barco atravesaban el mar.

El dragón exigió recuperar su tesoro, pero recibió a cambio un disparo de cañón. El dragón solo escuchó la explosión del disparo y una bala que se dirigía hacia él.

Pensó que esa bala redonda que brillaba con los rayos del sol era su preciada perla y quiso tomarla con la boca, pero solo consiguió tragar la bala que lo hundió en el fondo del mar.

Nunca se volvió a saber del dragón y el emperador sumó a los caudales del imperio la perla del dragón, que fue desde entonces la alhaja más importante y preciada de China.

Las legumbres doradas

Esta leyenda explica la razón por la que, durante la fiesta del Dragón de la Primavera o como también se le conoce la Fiesta de la Cabeza del Dragón, se comer granos de soja o palomitas de maíz:

Una de las tantas leyendas sobre la fiesta de la Cabeza de Dragón, relata que la emperatriz Wu Zetian quien fue conocida como la Emperatriz Dragón, tomó por la fuerza el trono, usurpando el puesto del verdadero rey.

El Emperador de Jade, conocido como el que gobierna el cielo, se disgustó enormemente y castigó a esa tierra a vivir en sequía por tres años, evitando que lloviera sobre ellas.

Sin embargo, con el paso de los días el rey Dragón, quien era el señor de las aguas, sintió una profunda pena por los habitantes de estas tierras y envió en secreto la lluvia.

Pero esto era algo difícil de esconder y obviamente el Emperador de Jade se enteró de su deliberada desobediencia. Enojado condenó al destierro al rey Dragón, no podía permanecer en el palacio celestial y lo confinó a vivir en el corazón en una montaña encerrado.

El iracundo emperador, dirigiéndose al Rey Dragón le dijo: No regresaras al cielo Rey Dragón, salvo que la legumbre dorada florezca.

Con toda la intención de salvarlo, los habitantes salieron en busca de la legumbre dorada floreciente en los campos de cultivo propios y vecino sin poder hallarla.

El segundo día del segundo mes lunar del año siguiente a este acontecimiento una anciana llevaba un saco lleno de granos de soja amarilla, un obsequio para sus familiares a quienes iba a visitar.

Accidentalmente soltó el saco y los granos se desparramaron por el camino, reluciendo por la luz del sol.Era tanto el brillo, que inmediatamente llamó la atención de la gente,

Los aldeanos  exclamaban contentos: ¿Son acaso estas las legumbres doradas? Si las calentamos quizás florezcan y agrademos al Emperador de Jade.

Los aldeanos comenzaron a freír los granos amarillos, a encender el incienso y a pedir al emperador de Jade que recibiera las legumbres doradas florecientes, como una ofrenda para la libertad del Rey Dragón.

El rey Dragón aun en el corazón de la montaña, se enteró de que los aldeanos intentan salvarlo y comenzó a dar voces: “La legumbre dorada ha florecido, ¡déjenme abandonar la montaña!”.

El emperador de Jade se vio obligado a cumplir su palabra y sin más remedio le dejó salir y regresar a su reino en el cielo. Es por eso que en esta festividad tan popular en ciertas regiones de China, acostumbran comer los granos de soja amarillo fritos o palomitas de maíz.

La leyenda del Zodiaco Chino

Relata esta leyenda que tiempo atrás no existía el zodiaco chino, pero al Emperador de Jade se le ocurrió que debía escoger doce animales para ser sus guardianes más cercanos.

Envió un mensajero inmortal al mundo mortal para difundir un mensaje: Los primeros doce animales que cruzaran la Puerta Celestial serían sus guardianes y sus rangos dependerían del orden en que llegaran.

Al día siguiente, los animales interesados corrieron hacia la Puerta Celestial, los madrugadores fueron la Rata astuta y rápida y el diligente y fuerte Buey.

De camino se encontraron un río caudaloso y la rata que se dio cuenta de que el gran buey estaba por cruzar saltó con rapidez a su oído y evito ahogarse.

El Buey noble y fuerte no se disgustó y continuó su camino. Cerca de las Puertas celestiales el buey corrió hacia el palacio del emperador y la rata muy lista saltó desde la oreja del gran animal hasta los pies del monarca, entonces llegó la rata en primer lugar, seguida del buey en segundo.

El tigre y el conejo apresurados y competitivos cruzaron las puertas en el tercero y cuarto lugar respectivamente. Aun cuando el conejo tuvo que saltar por piedras y troncos para cruzar el río.

Le siguió el noble y apuesto Dragón Chino, quien cruzó de quinto y el emperador de Jade, quien le tenía alta estima le ofreció el puesto de sexto al hijo de Dragón, pero lamentablemente este no fue a la carrera.

La serpiente lista y habilidosa como siempre, no perdió un segundo y dijo al monarca que el Dragón era su padre adoptivo y ocupó el sexto lugar.

El caballo y cabra, caracterizado por su honestidad y sencillez llegaron juntos, llenos de amabilidad cada uno dejó al otro entrar primero, razón por la que el Emperador de Jade los ubicó a su preferencia en el séptimo y octavo lugar.

El Mono a pesar de su rapidez quedó atrás, pero su habilidad de saltar entre los árboles le permitió llegar de noveno. Los últimos fueron el Gallo, el Perro y el Cerdo, quienes con tesón y prudencia arribaron al castillo.

Fue así como estos doce animales con sus virtudes particulares se convirtieron en los guardianes del Emperador de Jade y las Puertas Celestiales.

El gato no aparece en el zodiaco porque la rata que era su vecina no lo despertó, como venganza, pues siempre se sintió intimidada por él.

Entonces el gato dormilón perdió la oportunidad competir en la carrera y estar entre la guardia del emperador de Jade  y la enemistad entre el gato y la rata se torno una disputa eterna.

El dragón y el Feng Shui

La imagen del dragón suele ser muy empleada en esta filosofía china conocida como Feng Shui que básicamente consiste en la organización y disposición de manera armónica de un área o espacio determinado, para influir positivamente en aquellos que hacen uso de el.

 

El dragón es uno de los cuatro seres celestes considerado como uno de los símbolos con mayor poderío de la energía Yang, teniendo un cierto aire de ser supremo, si se compara con los otros tres animales, esto gracias a su capacidad de habitar y subsistir en el agua, la tierra y el cielo.

En el Feng Shui se le conoce como el Dragón Verde y suele emplearse como un emblema de buen augurio en esta filosofía china, además de representar la autoridad, la nobleza, el éxito, la protección divina, la riqueza y abundancia material y de oportunidades.

El Dragón Verde

Esta imagen representa la fuerza del despertar, de la primavera, del joven Yang, del sol naciente, del fin de la oscuridad del invierno y de la noche, de lo todo lo que surge y renace, por lo tanto, del despertar, la vida y el dinamismo de la renovación.

El vuela y se posa en las nubes, viendo a lo lejos, dando luces para nuevos proyectos, decisiones importantes y dando cuerpo a la voluntad de planificar, hacer y actuar.

El dragón verde (QING LUNG) está vinculado al Este y a la Madera (MU) por lo tanto, representa la renovación de la naturaleza después del invierno.

Ese período hermoso en que todas las criaturas salen al sol, las plantas y los tallos brotan y florecen y los insectos abundan y se multiplican.

Simboliza crecimiento, extensión, renovación, renacimiento, resurrección, tal como la naturaleza misma.  Este dragón es una energía vital cerrada en las profundidades de la tierra, que luego sale hacia la luz, sube y avanza.

El dragón siempre ha sido el símbolo preferido por los chinos y parece haber sido creado para la imagen de su país y para sus actividades, encontrándose en todas sus actividades culturales, económicas, religiosas y demás.

En cuanto al aspecto espiritual y religioso el dragón no solo es un pilar en el budismo y el taoísmo, sino en otras filosofías.  Hay tres categorías principales de dragones en la mitología china.

  • El largo (龍) que es el más superior y poderoso que conquista el cielo.
  • El li (蜧) que no ve cuernos y reside en el océano
  • El jiao (蛟) que vive en las montañas.

Cuando hablamos del dragón celestial en el feng shui, el largo (龍) es el auténtico al que nos referimos, a menos que se indique expresamente lo contrario.

Colocación correcta del dragón

En el Feng Shui todo tiene su espacio apropiado, justo para lograr la mayor influencia positiva en la persona que lo ocupa. Es esta oportunidad le indicaremos la colocación apropiada de un símbolo tan poderoso como el dragón:

1. La ubicación ideal y óptima para mostrar un símbolo del Dragón es en una oficina, un espacio destinado al trabajo o en la sala de estar de su hogar.

2. Evite y esto es sumamente importante,  colocarlos en las habitaciones porque la energía masculina Yang es muy fuerte, lo que generalmente afecta la calidad del sueño.

Sin embargo, en el caso de estar en la búsqueda de reafirmar relaciones sentimentales, afectos o tener suerte en el romance, coloque el Dragón junto con la figura del Fénix en la habitación. Este último simboliza en el Feng Shui la felicidad conyugal.

3. Asegúrese de exhibir el dragón en una posición que no esté por encima del nivel de su ojo, es decir no más alto que usted.

4. Es muy importante y es posible que lo escuche en más de una oportunidad, procure respetar al Dragón, evite colocarlos en áreas con poca energía, ya sean inodoros, baños o armarios.

5. No coloque el Dragón con la cabeza frente a una pared u obstáculo de otro tipo, esta figura debe estar frente a un espacio abierto, una vista libre y despejada.

6. Puedes aprovechar toda la energía e influencia de un dragón si eres del elemento madera cuando lo colocas en el Este. Por el contrario si eres metal no lo emplees en el este.

7. También puedes ubicarlo según tus indicaciones de suerte del Feng Shui y empleando tu número kua, para que de esta forma el dragón sea posicionado en una de las direcciones que le favorecen.

8. Evite comprar para cualquier ambiente una alfombra que tenga una imagen de dragón, porque pisarla representa una forma de faltar el respeto a esta figura.

El dragón y los elementos

Los dragones son seres que tienen grandes poderes, gobiernan todos los mares y océanos de este planeta, que recorren sin dificultad. Pueden dejarse ver como un tornado, un tifón o una fuerte y atronadora tormenta.

Son los guardianes de las aguas, bastante beneficiosos por su benevolencia, pero pueden ser torpes, llevar a cabo la tarea de forma equivocada, quedarse dormidos e incluso emborracharse, para causar algunos desastres.

Es por eso que cuando un río se desborda, una tormenta asola las costas  o por el contrario los manantiales, pozos y  fuentes se secan por falta de lluvia y amenaza la sequía, puede que el dragón este dejando de hacer lo que le fue encargado.

Por esta razón las culturas antiguas les reclamaban, les llamaban al orden o incluso los castigaban. Por ejemplo si la lluvia se extiende por mucho tiempo o es demasiado abundante a pesar de las oraciones, sacaban la estatua del dragón de su templo.

Esta remoción de la estatua del dragón de su lugar en el templo, es con la intención de exponerla a la intemperie y mejor aun al sol. Es bien sabido que un dragón chino no es muy amante del sol en exceso.

Muchos dragones chinos rondan y recorren el cielo de esta nación asiática, son responsables de los eclipses con su eterna insistencia   de perseguir al Sol y la Luna.

Muchos conocedores de astronomía,  indican que la cabeza y la cola de la constelación del dragón son los puntos donde ocurren generalmente los eclipses.

Un gran dragón de fuego, puede condicionar la vida en el planeta  con sus estados de ánimo, cuando abre los ojos es de día, cuando los cierra, es de noche. Su aliento suele causar tormentas y los truenos son la manifestación de su furia o de sus enfrentamientos con otros dragones.

Esta mítica figura tiene un papel esencial en la agricultura y representan el ciclo de la vegetación. Relación  que suele estar representado por el hexagrama K’ien el Creador.

El K’ien es el principio del cielo y la creación, cuyas seis líneas continuas representan las seis etapas de la manifestación de la vida vegetal, que son:

  • Primera, el dragón invisible, que simboliza la semilla enterrada, el poder de la creación aún no expresado.
  • Segunda es el dragón de campo, como el germen o célula  que crece pero que aún no es visible al ojo humano.
  • Tercera o dragón visible y simboliza el germen que aparece sobre el suelo.
  • Cuarta, el dragón saltando, es cuando la planta ya visible, crece, se desarrolla y da  sus frutos.
  • Quinta, conocida como dragón volador, es la etapa en la que tanto las semillas como el polen pululan y se liberan en el ambiente.
  • Sexta y última etapa, es el dragón flotante, una figura espiritual que da orden y coherencia a todo, el orden natural, el Rey Dragón Celestial.

Esta esta asociación del dragón chino con el elemento agua y el ciclo de la planta se celebra en el festival del bote del dragón, que tiene lugar en los lagos y ríos de ciertas provincias chinas.

Celebración relacionada también con el momento de trasplantar los brotes verdes de arroz, que tiene lugar al mismo tiempo que esta costumbre, justo después de las grandes lluvias de primavera.

Dragones chinos, japoneses y coreanos

Naciones asiáticas como China, Corea y Japón, tiene un vínculo muy estrecho con esta mítica figura. Los dragones tienen una trascendencia e importancia simbólica muy marcada para estas culturas, pero también tienen formas y significados diferentes.

Estos dragones orientales a veces se muestran con una perla, lo que significa muchas cosas, desde riqueza hasta sabiduría, buena suerte y prosperidad. Los dragones orientales que ascienden en el cielo simbolizan el «éxito en la vida».

Con anterioridad hemos explicado en detalle la importancia e historia del Dragón Chino, a continuación le presentamos brevemente la relevancia y características del dragón en otras naciones asiáticas:

Dragones japoneses

Un dragón japonés es más vivaz que feroz, tiene tres garras en cada pie, diferente al dragón chino que tiene cinco y al coreano que tiene cuatro.

Además estos suelen ser mucho más delgados y con una forma muy acentuada de serpiente. Se dice que forma serpentina está relacionada con la forma serpentina de los ríos.

En Japón se les llama Ryū y está relacionado con el cielo y las aguas superficiales, además gusta mucho de flotar y reposar sobre y entre las nubes. Tiene extremidades cortas y no esta provisto de alas.

Se afirma que se originaron en el sintoísmo, siendo Tatsu el nombre de los dragones japoneses inicialmente. Estos se relacionan a los dioses del agua, asociados con ríos, océanos y precipitaciones.

Watatsumi era el nombre del dios del mar y Kuraokami era un dios japonés de la lluvia, que también se cree que tiene la forma de una serpiente o un dragón.

El dragón japonés tiene nueve similitudes con otras especies y no nueve como se especifica del dragón chino, estas incluyen:

  • La cabeza de un cocodrilo.
  • El cuerpo de una víbora.
  • La cornamenta de un ciervo.
  • La piel escamada como un lagarto.
  • La nariz de una salamandra.
  • Los ojos de un gato.
  • Las patas de un lagarto.
  • Las garras afiladas  de un águila.
  • Los bigotes del pez bagre.
  • La melena poblada de un león.

Dragones coreanos 

Esta especie es conocida por el nombre Yong, posee cuatro garras y es menos amigable que su igual chino. Pero aun con su carácter un poco más hostil, se considera una criatura fascinante y solitaria  que prefiere habitar en las montañas volcánicas de Corea.

El Yong coreano mide entre ocho y diez pies de altura y hasta un poco más de quince metros de longitud. Son más angostos y largos que el dragón chino pero con una forma de cuerpo muy parecida.

Son de color amarillo o dorado, tiene una melena blanca, bigotes largos. escamas mucho más grandes que los otros dragones asiáticos y largas antenas que emplea para encontrar presas bajo el agua, que sirven de alimento.

Suele comer principalmente pequeños mamíferos, siendo su presa favorita el ciervo almizclero. Dicen  que este tipo de dragón tiene características parecidas al de ciertas serpientes, pues constriñe a su víctima antes de tragársela.

Su forma de cazar es muy curiosa y particular, pues se dice que tiene la habilidad de hipnotizar a la presa usando una combinación de un baile extraño y su curioso llamado, muy  parecido a un yodel o canto a la tirolesa.

El yong es considerado un ser de buena voluntad, que se vincula de manera muy estrecha al elemento agua y a las actividades agrícolas.

El dragón chino para niños

El dragón es una criatura famosa y antigua, que pertenece al mundo de la mitología, la narración de cuentos y la fantasía. Existen muchas historias sobre dragones en la cultura china, pero también en la cultura europea, sudamericana, de diversas naciones asiáticas y muchas otras.

Los dragones pueden parecer dinosaurios y otros animales extintos, depende de la cultura,  pero en los relatos chinos es muy similar a una serpiente con patas, suele vivir y controlar el agua, pero puede subir al cielo y divertirse entre las nubes.

Posee además características de otros animales también, por esta razón es muy fácil creer que esos animales podrían haber existido,  como se pensaba en la antigüedad.

Existen  muchos tipos de dragones dependiendo de la cultura que relata la historia y cada uno tiene características que los hacen diferentes y especiales, por ejemplo:

  • Un dragón generalmente tiene cuatro patas, garras, escamas,alas  y posiblemente púas, pero no siempre es así, algunos no tiene patas.
  • Puede verse como una serpiente con alas, o como lagartijas
  • Algunos tienen una cola y un cuello muy largos.
  • Poseen una boca ancha, con dientes grandes.
  • En algunos casos tienen barba, melena o cuernos.
  • Un dragón puede volar y algunas especies como las chinas lo hacen aun cuando no tengan alas.
  • Son seres poderosos y  especiales.
  • Algunos dragones viven en cuevas, en las cumbres de las montañas o en el mar.

El dragón a pesar de ser una figura antigua, es muy común para los niños, pues está presente en películas, dibujos animados, juguetes, accesorios, etc.

En el cine y la televisión la imagen del dragón chino es últimamente muy común, producciones como Dragon Ball, Harry Potter, Mulán, hacen que este ser mítico sea parte de nuestra vida actual.

Manualidades

Todos sabemos que a la mayoría de los niños les agrada crear, hacer trabajos manuales que pongan a volar su imaginación y sobre todo cuando la pieza a elaborar es tan fantástica e interesante como un dragón.

Puede realizar  proyectos manuales con los niños para las actividades de la  escuela, una fiesta, una tarde con los amigos o simplemente en momentos de disfrute familiar.

A continuación le traemos algunos dragones con materiales desechables, que sabemos serán del agrado de grandes y chicos por ser muy sencillos, coloridos y económicos, pues este dragón se elabora reciclando rollos de papel higiénico o de cocina que ya no tienen utilidad.

Materiales 

  • Rollo de cartón de papel higiénico
  • Papel o pintura verde
  • Pegamento
  • Pequeños trozos de cartulina para dibujar

Instrucciones

Primero debes pintar o forrar el rollo de cartón con el papel o la pintura verde, recuerda que los colores son una sugerencia, porque también existen dragones azules, rojos, dorados, blancos, así que tu puedes decidir que color te gusta más.

Dibuja en la cartulina la cabeza de tu dragón, puedes hacer un círculo o un óvalo de unos cinco o seis centímetros y en su interior hacer los ojos y los orificios nasales a tu gusto, luego colorea con el mismo tono que pusiste al cuerpo.

También puedes hacer la  cabeza directamente en un papel de colores y recortar y pegar los ojos y demás detalles. Recuerda dibujar las alas, las garras y la cola, que debes pegar al rollo de cartón.

Todos los trabajos manuales requieren de creatividad e imaginación, esto es simplemente una idea que usted puede modificar como desee y adaptarlo a los materiales que tenga en casa.

Como hacer un dragon en papel

El origami es el arte antiguo de doblar el papel y crear figuras, sin el uso  de tijeras o pega como ayuda, se originó en Japón en el siglo I después de Cristo.

Se le conoce también como papiroflexia y puede ser una actividad muy divertida y relajante, además de que podrá coleccionar figuras increíbles elaboradas por usted mismo.

Puede utilizar cualquier tipo de papel mientras aprende y si gusta realizar los modelos posteriormente en hojas de bonitos colores, verá que el resultado puede ser increíble. En esta oportunidad, le dejamos un video que le enseña como realizar un dragón chino doblando papel:

El origami o papiroflexia te permitirá crear hermosas y delicadas obras de arte en papel, para coleccionar y obsequiar a tus más allegados.

Existen diversos estilos y modelos de dragón chino realizados en papel, comienza por los más básicos y luego podrás escoger los modelos más complejos.

Te invitamos a disfrutar de otros articulos de nuestro blog:

(Visited 6.271 times, 1 visits today)

Deja un comentario